El gobierno bonaerense, que conduce Axel Kicillof, extendió por diez días el plazo para que los tenedores del bono bp21 acepten la propuesta para extender el plazo del vencimiento de 250 millones de dólares prevista para el domingo 26. 

Originalmente los acreedores externos de la provincia tenían hasta hoy para pronunciarse. Sin embargo, los rumores de rechazó sumados al comunicado emitido hoy por una parte de los tenedores, obligaron al gobierno a extender diez días el pago. 

"Esta prórroga se otorga teniendo presente el diálogo constructivo que la Provincia viene manteniendo con sus acreedores, para que la comprensión más acabada de las circunstancias de emergencia social, económica, productiva y energética existentes, y la voluntad de dar tratamiento equitativo a los acreedores en su conjunto, permitan a los bonistas oportunamente aceptar la propuesta realizada el 14 de enero último" sostiene el comunicado oficial del gobierno bonaerense sobre la extensión.

Como informó el portal infocielo, una parte de los bonistas busca conocer cual es la propuesta global de Kicillof para enfrentar los vencimientos de deuda, qué solo para este año acumulan 2.900 millones de dólares. El vencimiento original para el pago de la segunda cuota de capital es el domingo 26, pero los contratos prevén una extensión de 10 días.

Ayer, el “comité de bonistas de la Provincia de Buenos Aires” sentó posición. Recomendó a todos los acreedores externos que “evalúen esta y las sucesivas propuestas que haga la Provincia”. Mediante un comunicado, subrayaron que la propuesta del Gobierno no contiene el “beneficio de un proceso formal de identificación de los tenedores de bonos, y en ausencia de un plan integral para la deuda de la Provincia”.

Al respecto, el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, señaló que: “A la fecha hemos recibido el apoyo de un número significativo de bonistas, y continuamos en diálogo con inversores institucionales cuya participación permitiría arribar al resultado buscado. Para que el proceso tendiente a recuperar la sostenibilidad de la deuda provincial continúe de manera ordenada, y contemplando a la totalidad de nuestros acreedores, consideramos que este es un paso fundamental"

De esta manera, el gobierno de Kicillof enfrenta la bomba financiera que le dejó María Eugenia Vidal, con vencimientos impagables en los próximos 4 años. Solo en el primer semestre de 2019, deberá pagar alrededor de 3000 millones de dólares.