Según el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) la deuda de la provincia de Buenos Aires siguió creciendo en lo que va del 2019. Sólo en los primeros seis meses del año, aumentó $31.844 millones. Es el punto sobre el que la gobernadora María Eugenia Vidal no quiere hablar: será una pesada herencia que dejará su administración. 

En base a los datos del Ministerio de Economía provincial, el informe universitario advirtió que el monto de la deuda que se tomó en el primer semestre equivale casi a la totalidad del presupuesto anual destinado para Asistencia Social. Esos números explican la desesperación de Vidal por apelar a la campaña sucia para atacar al candidato del peronismo, Axel Kicillof. 

En el detalle, el documento elaborado por la UNDAV marca que esta nueva deuda representa el 99,1% del presupuesto anual para Asistencia Social; el 12,3% del presupuesto anual para Vivienda; y el 1,1% del presupuesto anual para la Industria.

El informe elaborado por el equipo de economistas de Economía UNDAV subraya que, en los últimos 3 años y medio, la deuda de la provincia subió un 27,4%, lo que representa una suma de 2.562 millones de dólares.

La deuda total en pesos aumentó un 314,7% tras pasar de $122.085 millones a $506.315 millones en el segundo trimestre de 2019, y la deuda como porcentaje del producto fue del 5,9% al 8,4%, por lo que subió 2,5 puntos.