Tras la oleada de protestas policiales de la Bonaerense que sucedieron la semana pasada, la diputada del Frente de Todos, Susana González, quien además trabajó durante once años al frente de la Secretaría de Seguridad de Ensenada, se refirió a los graves acontecimientos que llegaron incluso a que efectivos rodearan las residencias del Gobernador y del Presidente.

“Son cuestiones que vienen de hace años, son reclamos justos pero el día de las protestas ya no lo fue, fue una sublevación de gente que tiene el monopolio de la fuerza, retención indebida, incumplimiento de los deberes de funcionario público, eso que hicieron es delito. Espero que la Justicia sancione al personal policial envuelto en esta situación y que Asuntos Internos los exonere”, sentenció González.

La diputada de la Tercera Sección recordó que ella misma denunció durante el gobierno de María Eugenia Vidal, que había patrulleros acumulados en un depósito “para usar con fines electoralistas”, que encontró chalecos antibala de baja calidad, que comprendía la situación de los bajísimos salarios pero repudió el accionar de los efectivos de la bonaerense.

“Espero que nunca más tengamos este personal policial, aquel que pone en juego la vida de todos en medio de una pandemia. Detrás de esto hay una avanzada política, la policía siempre tiene cuevas espurias y los Superintendentes de esta policía fueron puestos por el gobierno anterior, creo que uno de los errores del Gobierno fue mantenerlos al asumir y ahora”, marcó la diputada.

“No creo que se vuelva a repetir siempre y cuando la Justicia les caiga con el peso que les tiene que caer a todos los que se sublevaron. Habrá que analizar cuáles son los canales para que ellos puedan reclamar estas cuestiones, el problema es que muchos jefes se escondieron en estos días y mandaron a los pibes, que estaban envalentonados”, resaltó González.

Hasta el momento, las investigaciones están centradas en los cabecillas que actuaron como voceros en cada una de los puntos de las ciudades donde se desarrollaron las protestas. Tal como contó este portal, muchos ellos son agentes exonerados y efectivos retirados con fuertes vínculos con dirigentes del macrismo.

A partir de ahora, resta saber cuáles serán las definiciones de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense y, por otro lado, la actuación de la Justicia Provincial, donde existen una decena de denuncias radicadas por Jefes de Comisarías que se encuentran en su etapa inicial de investigación a cargo de diferentes fiscalías bonaerenses.