En medio del debate por la crisis económica que atraviesa el país, el legislador del Frente Renovador, Lisandro Bonelli, manifestó su preocupación por la crisis que atraviesa la localidad de San Nicolás por el despido de 150 trabajadores de la empresa Motomel y la suspensión de 450.

“El caso de Motomel no es la excepción. En los últimos meses, hemos visto como a lo largo y ancho de la Argentina, van cerrando pequeñas y medianas empresas y familias quedan sin un sostén” sostuvo Bonelli, quien detalló que luego de años de crecimiento, la ensambladora de motos llegó a contar con 650 operarios.

A raíz de la caída de ventas, la empresa rescindió en abril de este año 150 contratos y en los últimos días anunció la suspensión del resto de los trabajadores como consecuencia del freno de sus líneas de producción hasta el final de agosto.   

“Son las consecuencias lógicas de un gobierno nacional que ha decidido gobernar a espaldas de las Pymes y principalmente de los trabajadores. Es un gobierno que ha decidido fundir a la Argentina. Cuando se prioriza la timba financiera y el endeudamiento, cuando se deja de lado el poder adquisitivo y el trabajo de la gente, indefectiblemente terminamos en una crisis” detalló el legislador.

En su discurso, Bonelli también se refirió a los 600 despidos en la planta de Adidas, ubicada en el partido de Esteban Echeverría. Fue allí cuando se expresó a favor de las políticas de empleo del gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“En los últimos 7 años, la planta vino creciendo y tuvo el apoyo incondicional de Cristina. Las cosas hay que reconocerlas, porque esa es la forma que podemos mirarnos a la cara” afirmó el diputado del Frente Renovador, quien también denunció las mentiras de Cambiemos con respecto a la reactivación de Atucha, donde más de 1500 personas fueron despedidas.