La oposición plantó bandera: el Congreso ya no será una “escribanía”, sino que dependerá de la negociación política. Como consecuencia de los resultados de las elecciones, después del 10 de diciembre el kirchnerismo ya no tendrá el quórum propio para sesionar en la Cámara de Diputados y aparecerá en juego el bloque de Cambiemos, que en la actualidad está dividido entre el PRO, la UCR y la Coalición Cívica.

Esta situación permite establecer un paralelismo con los tiempos del Grupo A, conjunto que durante 2010 se opuso a gran parte de las políticas impulsadas desde el oficialismo.

En cuanto a los resultados en la provincia de Buenos Aires, de la mano del candidato presidencial Daniel Scioli el Frente para la Victoria obtuvo 14 bancas, seguido de cerca por Cambiemos, que logró 12 bancas gracias a la elección de Mauricio Macri y María Eugenía Vidal.

FpV

El Frente para la Victoria bonaerense jugará en Diputados con figuras de renombre dentro del oficialismo. El secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, que encabezó la lista de candidatos, suena fuerte en una eventual presidencia de la Cámara, si el balotaje es para DOS.

En tanto, la vicepresidencia de Diputados podría quedar en manos de la actual ministra de gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez, una de las mujeres más cercanas al gobernador.

De los 14 diputados del FpV electos por Buenos Aires, sólo dos de ellos responden al núcleo duro del sciolismo: Álvarez Rodríguez y Diego Bossio. El resto viene del ala de La Cámpora o son nombres de confianza de la presidenta Cristina Fernández.

Tercero en la lista, el tandilense Bossio fue anunciado como posible ministro de Infraestructura de Scioli. El balotaje dirá si asume su banca de diputado o forma parte del Ejecutivo. En ese caso, reemplazará a Julio De Vido, ministro de Planificación que en diciembre se mudará al Congreso. Otro ministeriable que llegará a Diputados es Carlos Castagneto, segundo de Alicia Kirchner en el ministerio de Desarrollo Social.

También están los dirigentes que darán el salto desde la Legislatura provincial. Es el caso de Fernanda Raverta, diputada provincial en representación de la quinta sección electoral. En la Cámara baja bonaerense preside la Comisión de Derechos Humanos y durante 2010 tuvo a su cargo la oficina de ANSES Puerto Mar del Plata, denominada “Néstor Carlos Kirchner”.

Como anticipó PRIMEREANDO, el salto más considerable entre los dirigentes camporistas será el de Rodolfo Tailhade, quien pasará del Concejo Deliberante de Malvinas Argentinas a la Cámara de Diputados nacional. Además será el primer diputado nacional que ese distrito del Conurbano lleve al Congreso Nacional. Antes “Rodo”, como es conocido entre los militantes, fue titular de la Inspección General de Justicia.

Otro camporista, Rodrigo Rodríguez también ocupará un escaño en la Cámara de Diputados. Cercano al “Cuervo” Larroque desde que estudiaban en el Colegio Nacional de Buenos Aires, “Rodra” estuvo a cargo de la Subsecretaría de Comunicación Pública y actualmente es secretario de Organización y Comunicación Comunitaria del Ministerio de Desarrollo Social, cartera que conduce Alicia Kirchner.

Asimismo, Luana Volnovich tendrá una banca: hoy en día es responsable a nivel nacional del Plan Fines, destinado a que los estudiantes finalicen el primario y el secundario.

Cambiemos

En cuanto a Cambiemos, hay algunos nombres menos conocidos. El caso más paradigmático lo constituye Silvia Lospenatto, que encabezó la lista de diputados bonaerenses después de la sonora renuncia de Fernando Niembro. De bajísimo perfil, Lospenatto es subsecretaria de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, cargo que ocupa desde este año.

Pero no siempre trabajó con Mauricio Macri. Hasta el 2008 fue parte de la gestión de Scioli en la subsecretaría de promoción de Inversiones y Cooperación Internacional, cartera que comandaba el exduhaldista, Alfredo Atanasof.

Emilio Monzó, el segundo de la nómina de Cambiemos y ministro de Gobierno de CABA, también jugará en el Palacio Legislativo. Monzó también tuvo una breve participación en la gestión de Scioli. Fue ministro de Agricultura de la provincia en los tiempos de la resolución 125. A principios de 2011, el actual jefe de campaña del PRO se sumó al equipo de Macri, que había roto su alianza con Francisco de Narváez.

Miguel Bazze, tercero en la lista de Cambiemos y actual vice del bloque de la UCR, renovará su banca luego del acuerdo del partido centenario con el PRO y la Coalición Cívica. Autodenominado “alfonsinista” conoce el ajedrez parlamentario, a diferencia de sus compañeros de lista provenientes del gobierno de CABA.

Otra de las diputadas electas por Cambiemos es Samanta Acerenza, una joven politóloga que dirige el área de Atención Inmediata del Ministerio de Desarrollo Social de CABA. Asimismo, hará su regreso al Congreso un férreo opositor al kirchnerismo y mentor del Grupo A en Diputados: Eduardo Amadeo, que viene del desaparecido “peronismo disidente” o “peronismo federal”.

La sorpresa: un ex intendente que respondía a Margarita Stolbizer llegará a una banca de Cambiemos en diciembre. Se trata de Sergio Buil, jefe comunal de Rivadavia. "Va a terminar siendo testimonial del PRO en vez de quedarse en un espacio defendiendo las convicciones", le disparó Stolbizer cuando pegó el cambiazo.

UNA

El armado del massismo, bajo el nombre Una Nueva Alternativa, ganó ocho lugares en la Cámara baja. Su juego político dependerá de los resultados y la estrategia posterior al balotaje. Entre ellos renuevan mandato Facundo Moyano, Graciela Camaño y Alberto Roberti.

En tanto, el Frente Renovador llevará al Congreso a un grupo de jefes comunales bonaerenses: el intendente de Mercedes, Carlos Selva; la intendenta de General Lavalle, Marcela Passo; y el intendente de Bahía Blanca, Gustavo Bevilacqua. También asumirá su escaño el diputado provincial y armador territorial, Raúl Pérez.

La perlita: Cecilia Moreau. Hija del histórico dirigente radical, ahora cercano al kirchnerismo, será parte del massismo en la Cámara baja. Al igual que Bazze, también se considera “alfonsinista”.

FIT y Progresistas

En cuanto a la izquierda, Néstor Pitrola se candidateó a la gobernación bonaerense y, a la vez, encabezó la lista de diputados del FIT. Aunque perdió la carrera por el sillón de Dardo Rocha, volverá a ocupar un escaño en diputados luego de la buena performance de Nicolás Del Caño. Con su reingreso, el bloque del Frente de Izquierda alcanza cuatro lugares en Diputados.

En cambio, el bloque de Margarita Stolbizer quedó herido de gravedad, ya que no pudo renovar la banca de Omar Duclós y continúa sufriendo el exilio de dirigentes hacia otras fuerzas, como el reciente caso de Gerardo Milman.