Alrededor de las 14.30 horas, y luego del fallido de la primera sesión convocada para las 11 horas, la Cámara de Diputados aprobó la Ley Impositiva del gobierno bonaerense. El proyecto comenzará a debatirse en el Senado en unas horas, donde el bloque de Juntos por el Cambio intentará realizarle modificaciones en el artículo 100 que propone un impuesto extraordinario a la carga y descargas en las terminales portuarias bonaerenses.

En la Cámara baja, y luego de que el oficialismo aceptara los cambios propuestos por la oposición, la Ley Fiscal finalmente tuvo el acompañamiento de todos los bloques de la oposición, a excepción de algunos articulados que Cambiemos votó en contra. 

En caso de que el proyecto tenga modificaciones en el Senado, la iniciativa volverá a la Cámara baja. El interrogante que se abre es si finalmente se destrabará la falta de consenso con respecto al impuesto extraordinario sobre las cargas de los grandes exportadores. Cambiemos domina la Cámara alta con 26 de los 46 integrantes. 

Entre la versión anterior y la actual, Kicillof llevó a cabo una serie de modificaciones para destrabar la negociación:  

•    Reducción del segmento que tendrá incremento por encima de la inflación a menos del 25% de las partidas, sosteniéndose la progresividad del impuesto.

•    Jubilados de haberes mínimos quedan exceptuados del pago del impuesto inmobiliario urbano

•    Se reduce la alícuota de ingresos brutos a los servicios jurídicos, notariales, de contabilidad, auditoría y asesoría fiscal, de diseño especializado, actividades profesionales científicas y técnicas.

•    Se reducen las alícuotas a venta en comercios minoristas de almacén, alimentos, kioscos.

•    Extensión de beneficios para pymes del sector agropecuario

•    Exención del pago del impuesto automotor para transportes municipales

•    Descentralización en los municipios del cobro de patentes modelos 2009.

•    Exención del pago de tasas e impuesto inmobiliario a asociaciones civiles (clubes de barrio, centros de jubilados, bomberos voluntarios)

•    Techo al incremento del impuesto automotor (patentes) que no podrá ser mayor a la inflación de 2019 (50%), ya que por la devaluación de 2019 el valor de los vehículos creció desmesuradamente.