En ese sentido el diputado del Palasur, Daniel Filmus sostuvo en su cuenta de Twitter “Repudiamos la represión con balas de goma y gases, a los trabajadores de La Plata” y agregó: “La represión no podrá acallar las voces que se levanten contra el ajuste”.

El senador nacional de Proyecto Sur, Pino Solanas, fue otro de los que utilizó Twitter para repudiar el accionar del Frente Cambiemos. “DNUs, inflación, ajuste salarial y ahora volvemos a la vieja represión social y la fisica en La Plata. ¿Dónde está la democracia prometida?”, escribió.

La senadora provincial de Nuevo Encuentro,  Mónica Macha también  se expresó a través de su cuenta de twitter: “Repudiamos la represión de Garro a trabajadores/as en La Plata”, sentenció.

La concejal platense del Frente para la Victoria, Florencia Saintout, fue una de las primeras en denunciar la violenta represión. “Represión en La Plata del gobierno Pro de Julio Garro”, escribió la decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata, y agregó: “El gobierno del cambio en La Plata”.

La decana también señaló que “TN habla de incidentes por despidos y no de represión salvaje. Periodismo cómplice”, calificó.

La periodista Sandra Russo también utilizó su cuenta de Facebook para analizar el accionar de los efectivos policiales de la provincia de Buenos Aires.  “600 policías no pueden encontrar a 3 tipos y nos pasamos horas viendo correr a policías y gendarmes a través de maíz y soja. Los quieren encontrar o los están dejando ir? Y mientras miramos horas y horas operativos inentendibles, caen balas de goma y gases sobre gente que  perdió su trabajo. Y después los mandan a laburar!!”

Además escribió: “Este gobierno es en sí mismo una provocación. Tiene que verse claramente q los reclamos son pacíficos y q las bestias son ellos. Como en el Borda, muy pronto saldrá Vidal a decir que los manifestantes fueron los primeros en agredir. Dice siempre lo mismo. Q no nos distraigan con boludeces”, concluyó.

La Policía Bonaerense disparó gases lacrimógenos y balas de goma contra un grupo de empleados municipales de La Plata que se manifestaba frente a la sede comunal para rechazar la "revisión" de 4500 contratos de trabajo. El intendente macrista Julio Garro justificó la represión: "Los platenses pidieron un cambio, están cansados de los aprietes de la vieja política".

La represión tuvo lugar en las afueras del Palacio municipal a pesar de la mesa de negociación abierta entre trabajadores y funcionarios municipales, para revisar los contratos. La policía avanzó contra alrededor de 300 personas y hay alrededor de 20 heridos, entre ellos una mujer que fue internada por haber recibido "15 tiros de bala de goma".

La movilización se había iniciado pasadas las 10, cuando más de un centenar de exempleados municipales, quienes habían sido contratados por la administración del exintendente Pablo Bruera, cortaron el tránsito en la calle 12, entre 51 y 53. Por Twitter, el actual jefe comunal los acusó de ser "punteros políticos".

La situación se descomprimió luego de que Garro anunció que recibirá a una delegación de los despedidos para buscar alguna solución al conflicto.