Desde que llegó al Banco Provincia, el hombre de Vidal vive rodeado de suntuosidad y ostentación; se fotografía sonriente junto a su séquito de jóvenes asistentes mientras gasta millones en asesores, muebles antiguos, taxi aéreos, cristalería y hasta cursos para aprender a “Dirigir Personas”

El dinero de la caja de la entidad financiera se ha dilapidado en contrataciones y fastuosas compras que están años luz de la supuesta austeridad pregonada por Vidal en los medios. Contrataciones millonarias para asesores de dudosa contraprestación, un contrato de servicios por más de medio millón para la madre de Lucas Menghini (víctima de Once) que se desempeña como asistente de Vidal en la Gobernación, arriba de 3 millones en un pasamanos de contrataciones entre el asesor Hernán Stella y su mujer, casi 2 millones para “María Noel”, una consultora que realizó “talleres de adaptación al cambio“, $1.452.000 para el abogado del hermano del Secretario Burzaco (involucrado en el Fifa Gate en Estados Unidos), $430.000 pesos para un profesor de gimnasia y ex intendente del FpV que asesora en mora, y otros grandes éxitos que se pueden ir encontrando al revisar el detalle de órdenes de compras emitidas desde el Banco.

Su gusto por el mobiliario de tipo Inglés obligó a Curutchet a “invertir” $203.200 en una “Asesoría Técnica para la adquisición de Mobiliario Tapizado” a fin de saber que tipo de muebles comprar. Luego de realizada la asesoría, el Banco Provincia confirmó 4 compras de mobiliario de estilo inglés por $1.219.713,44.

Curutchet también entiende los beneficios de oler bien, por eso contrató por $23.040 un servicio de “aromatizadores” para el piso 19, donde está su oficina, a la que no le podían faltar ni jarras de cristal ni vasos de whisky, adquiridos según las órdenes de compra 10921 y 11082 por $24.024.

Y si de viajar se trata, aunque la distancia sea corta como en el caso de la ExpoAgro, el vehículo oficial con chofer no parece estar a su altura, por lo que el Presidente del Bapro tomó la decisión de realizar sus traslados en un lujoso taxi aéreo, anotando a cargo de la institución bancaria las órdenes de compra por $527.901,30. La empresa contratada, Global Jet SRL, es propiedad de Sebastián Oscar Jenik, procesado por Bonadío por el delito de dádivas en la causa en la que se determinó que Ricardo Jaime utilizaba taxis aéreos pagados por empresarios relacionados al transporte, área bajo su control.

En una reciente entrevista de la revista Apertura, Curutchet declaró que “El Provincia antes le prestaba a la política y ahora le presta a la gente”. La verdad, no parece.

Fuente: El Disenso