Cuando ya se habían cerrado las paritarias con parte del Frente Gremial de Docentes Bonaerenses (FGDB), los trabajadores de la Educación pertenecientes a la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) no acordaron con las condiciones y montos ofrecidos por la gestión provincial, realizando un paro por 72 horas.

Tras ello, la Dirección General de Escuelas, a cargo de Nora De Lucía, advirtió que se llevarían a cabo descuentos a quienes no dieran inicio al ciclo lectivo, adhiriendo a la medida de fuerza gremial.

Mirta Petrocini, titular del gremio, consideró que se trata de "una medida discriminatoria", agregando que "es injusto que se apliquen descuentos salariales ante medidas de fuerza generadas justamente por reclamar mejoras en nuestros salario".

Es por ello que realizaron firma de petitorios en cada establecimiento educativo de la Provincia como parte del plan de lucha votado por el último Congreso Extraordinario

"Las protestas van a continuar porque así lo decidieron nuestros afiliados", señaló Petrocini, y añadió que "el plan de lucha seguirá con diferentes acciones distritales".

Los gremios docentes y el gobierno se reunirán el 17 de este mes para continuar trabajando sobre temas "que aún están pendientes" tras las paritarias, comunicó FEB.