El presidente de la Cámara de Diputados y precandidato a gobernador del Frente para la Victoria, Julián Domínguez, sigue en su carrera por acercarse a los intendentes del conurbano y desde ahí sostener sus aspiraciones electorales.

En ese plan en la jornada de ayer afirmó que, en caso de ser elegido, uno de sus objetivos será "potenciar al Conurbano como el corazón industrial de la provincia".

Al recorrer una fábrica de tuercas y bulones en Florencio Varela, acompañado por el intendente municipal y titular de la Federación Argentina de Municipios (FAM), Julio Pereyra, remarcó: “Buenos Aires genera el 56% de la producción industrial del país, que en gran medida se concentra en el área metropolitana. Aquí se agrega valor en origen, se enlazan cadenas productivas y se genera empleo de calidad".

Un guiño de la FAM le sería clave a Dominguez de cara a las PASO que por el momento lo tienen compitiendo en una nutrida lista con Diego Bossio, Juan Patricio Mussi, Fernando Espinoza, Carlos Castagneto y hasta Sergio Berni

"Tenemos el desafío de transferir más tecnología y conocimiento al sector, mover la frontera productiva y aumentar la creación de empleo joven para alcanzar el desarrollo sostenido de la provincia de cara al futuro”, señaló Dominguez.

En ese sentido, el titular de Diputados remarcó que “la asociación público-privada para el desarrollo industrial es clave en la generación de condiciones para que nuestros empresarios inviertan en tecnología e innovación productiva. El Banco de la Provincia debe ser la carta estratégica del Estado provincial para financiar proyectos que agreguen valor en origen, transfieran tecnología y creen más fuentes de trabajo”

“El siglo XXI nos demuestra que el Conurbano como ciudad-dormitorio, donde la gente sólo regresaba para dormir, es parte del pasado. La proliferación de parques industriales es el ejemplo de una época en que los vecinos trabajan en sus ciudades y el objetivo es claro: que los jóvenes vuelven a encontrar en el trabajo y el estudio la primer alternativa de futuro”, indicó.

Para Domínguez, “Florencio Varela demuestra que la construcción de una Buenos Aires productiva, moderna e inclusiva comienza a jugarse siempre en el nivel municipal”.