“Estamos preparados para seguir transformando la provincia de Buenos Aires. Somos parte de lo que se hizo, pero también de lo que aún resta por hacer”, aseguraron tras una reunión con intendentes y legisladores de la segunda sección electoral.

Si bien no adelantaron una definición dieron muchos indicios sobre la posibilidad de establecer un acuerdo para constituirse como fórmula provincial para la gobernación de la provincia: “Es tiempo de construcción. Con Patricio decidimos trabajar juntos. Nos une la premisa de que no hay desarrollo sin producción. Deseamos

compartir la misma propuesta”.

"Ahora debemos avanzar en la agenda pendiente de Buenos Aires: infraestructura, educación, viviendas y seguridad”, agregó Julián Domínguez.

Asimismo, el titular de Diputados sostuvo: “Vamos a trabajar para promover un desarrollo regional equitativo y para tener una nueva planificación territorial. En ese esquema nuestras rutas son la venas del crecimiento”.

“Queremos conducir al peronismo de la provincia a la victoria. Elegimos caminar la provincia con una vocación militante. Creemos en el trabajo que viene del pueblo y representa al pueblo”, explicó Domínguez.

Domínguez fue recibido por el intendente Ismael Passaglia y por el diputado nacional, José María Díaz Bancalari, con quienes recorrió la planta de producción eléctrica AES. “El país y la provincia nos desafían a profundizar la transferencia de tecnología a la industria, a la industrialización de la ruralidad, a que la escuela y la universidad sean los lugares donde le ganemos a la delincuencia”.

Más tarde, Domínguez y Mussi tuvieron una reunión de trabajo en la que, entre otras cosas, acordaron crear el Instituto de Políticas Públicas. Del encuentro participaron los intendentes Aldo Carossi (Baradero), Oscar Ostoich (Capitán Sarmiento), Ricardo Casi (Colón), Oscar Brasca (Salto), Francisco Durañona (San Antonio de Areco) y Hugo Giovanettoni (San Pedro); el diputado provincial Manuel Elías (Pergamino) y el diputado nacional Mario Oporto.