Luego de una semana caótica y cargada de mensajes de diferentes sectores, dos intendentes de Cambiemos de la provincia de Buenos Aires alientan y ponen en marcha el famoso “plan V, para las próximas elecciones.

Los dos jefes comunales que encabezan la cruzada para que María Eugenia Vidal sea candidata a presidenta son Héctor Gay de Bahía Blanca y Cecilio Salazar de San Pedro, quienes no dudan en que la mandataria bonaerense sea la sucesora de Mauricio Macri.

En ese sentido el intendente de Bahía Blanca,  sostuvo que "nos quedan dos meses para el cierre de listas, seguro vamos a tener alguna sorpresa". De esta forma, uno de los jefes comunales más importantes del oficialismo, por la cantidad de electores que tiene Bahía Blanca, dejó abierta la posibilidad de que Mauricio Macri decline su candidatura y que Vidal tome su lugar.

Además, en declaraciones a la Radio LU2 de su ciudad, reconoció que "hay sectores que están presionando para que haya un Plan V, pero no es una decisión tomada ni mucho menos". Gay aclaró que no "afirma ni descarta nada", en relación a lo que pueda suceder en el cierre de listas.

Otro que se expresó a favor de su candidatura fue el intendente de San Pedro, Cecilio Salazar, quien durante la reunión que la Gobernadora mantuvo con un conjunto de sindicatos expresó que "vamos a estar con ella en el lugar que decida estar".

El martes pasado, Vidal mantuvo un importante encuentro con empresarios en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción, donde le manifestaron que debe ser ella quien encabece las listas de Cambiemos para la presidencia.

Paso seguido, existió una negación de la propia Vidal y ratificó su candidatura en la provincia, pero dos jornadas que agravaron la crisis financiera y los rumores que se intensificaron, desde  Wall Street enviaron un claro mensaje sobre su candidatura, lo que generó las rápidas declaraciones de los intendentes y la puesta en marcha del "Plan V".