Dos nuevas universidades nacionales se sumaron al extenso listado de casas de altos estudios creadas en estos años y ambas impactarán de lleno en la Provincia de Buenos Aires.

Se trata concretamente de la Universidad Nacional Raúl Scalabrini Ortiz con sede en San Isidro que buscará hacer foco en la Zona Norte del conurbano bonaerense y la Universidad Nacional de San Antonio de Areco.

Antes del recambio de gobierno, el Frente para la Victoria consiguió aprobar en el Senado ambas iniciativas que habían sido impulsadas por el propio bloque y cerró su trayectoria de creación de casas de altos estudios.

Ambos proyectos ya contaban con media sanción de la Cámara de Diputados, por lo que fueron convertidos en ley, como parte de un paquete que fue votado por unanimidad en la Cámara alta.

La universidad en Zona Norte es un viejo reclamo de los distritos de esa zona del conurbano que incluso contaba con el aval y el impulso de la CGT.

En tanto que la Universidad de San Antonio de Areco busca potenciar una región de la provincia en la que se concentra alrededor del 25% de la producción de granos del país y el 30% de la ganadería al tiempo que constituye un núcleo tambero de importancia.