En el marco de la presentación encabezada por el gobernador Axel Kicillof sobre el plan para la recuperación de la infraestructura penitenciaria, que prevé la finalización de obras que se encuentran paralizadas hace varios meses, el Ministro de Justicia Julio Alak se refirió en duros términos a las declaraciones de la Ministra de Seguridad de Mauricio Macri que propuso la “habilitación de cuarteles militares y fábricas abandonadas” para alojar a presos.

  “Quienes colapsaron de internos el sistema penitenciario, tanto provincial como Federal, sin construir una cárcel, fue el gobierno anterior” afirmó Alak, y recordó que durante la gestión de Cambiemos “se aplicó una política criminal que llevó a una sobrepoblación carcelaria de 16 mil internos en la Provincia y, a nivel Federal en 4 mil lugares. Tendrían que haber construido 32 cárceles y no se construyó ninguna”.

El sistema penitenciario bonaerense cuenta con una capacidad de 24.000 plazas en unidades penitenciarias, pero en la actualidad conviven más de 50.000 internos. Cuando asumió el actual gobierno, la Provincia la Provincia mantenía una deuda de más de mil millones de pesos con proveedores de alimentos, medicamentos y de la construcción.

Ante esta emergencia, que representa un foco de peligro para la propagación del coronavirus, Kicillof anunció hoy la finalización de ampliaciones en 10 unidades, junto a la construcción de una nueva cárcel en Lomas de Zamora, que significarán 1.350 nuevas plazas para detenidos.  

“La señora Patricia Bullrich fue Ministra de Seguridad de la Nación, se incrementó la población carcelaria un 40 por ciento, se tendría que haber construido 8 cárceles. No se inauguró una sola cárcel” sostuvo el titular de la cartera de justicia.

Y finalizó: “Por lo tanto, es una irresponsabilidad después del desastre que hicieron en política criminal y penitenciara, decir porque no se mandan internos a cuarteles o fábricas abandonadas que requieren una mayor inversión su reacondicionamiento que construir una unidad penitenciara”.