Tras las denuncias de la diputada nacional de "Cambiemos", Elisa Carrió, contra la designación del Jefe de Policía Bonaerense que fue elegido por María Eugenia Vidal, la respuesta de la mandataria provincial no tardó en llegar.

"Yo no convivo con el delito", disparó enérgica María Eugenia, y añadió “si hay alguna prueba o elemento concreto que vincule al jefe de la policía de la Provincia o a cualquier otro funcionario con cualquier delito, yo voy a tomar las decisiones que tenga que tomar; mientras eso no suceda, no voy a tomar decisiones”, afirmó.

"Lilita", sostuvo días atrás que le había advertido a la gobernadora que Pablo Bressi, el nuevo jefe de la bonaerense designado por Vida, guardaba vínculos con una red de narcotraficantes que opera en la provincia y lo acusó de ser "cómplice" de Miguel "Mameluco" Villalba, que se encuentra detenido en el penal de Ezeiza acusado de ser "cabeza" de la banda deleictiva.

"Si tiene pruebas de las acusaciones, que las presente", arremetió Vidal dirigiéndose a la diputada nacional.

“Yo valoro mucho y respeto a Elisa Carrió, nos conocemos hace mucho tiempo. Lilita me conoce y sabe bien que yo no sostendría a ningún funcionario del que tenga pruebas o elementos concretos de que está vinculado con algún delito", concluyó la gobernadora que se mostró molesta por las declaciones de Elisa Carrió.