Mientras que el discurso de Cambiemos apela al “esfuerzo” de los argentinos para generar un clima de aceptación a las medidas de ajuste, el gobierno de María Eugenia Vidal resolvió un incremento del 33 por ciento de los montos destinados a las cajas chicas de sus Ministros, Secretarios de Estado, asesores de gobierno y distintos organismos de jerarquía del Estado bonaerense.

El argumento de la resolución firmada por el Ministro de Economía, Hernán Lacunza, responde a la “variación de indicadores macroeconómicos”, un eufemismo para referirse a la crisis económica y la inflación sin control que el propio gobierno no pudo resolver.

El nuevo tope para los gastos en concepto de caja chica será de 80 mil pesos, cuando actualmente estaba fijado en 60 mil. Mientras que el monto máximo por comprobante individual de gastos pasará de 10 a 15 mil.