El 13 de agosto Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires, y Andrés Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad, presentaron el Plan de Desarrollo Urbano Planificado y Sostenible para la creación de un nuevo barrio en la localidad de Guernica, que apunta a dar una respuesta integral a distintas necesidades sociales. En ese lugar, el año pasado, ocurrió una toma de predios por parte de familias necesitadas de vivienda digna. 

La iniciativa provincial será desarrollada en terrenos que fueron cedidos por los desarrolladores privados de acuerdo a lo que indican las leyes 8.912 y 14.449 de Acceso Justo al Hábitat. De acuerdo a lo difundido por el Estado provincial, el nuevo barrio contará con 850 terrenos, 43 mil metros cuadrados de espacios verdes, un polideportivo, un parque para realizar actividades recreativas, un colegio con los tres niveles educativos, centros de desarrollo infantil, y equipamiento de salud y de seguridad, reseñó AGENCIA PACO URONDO

En el predio ya comenzaron las tareas de desmalezamiento y limpieza, alumbrado y apertura de calles perimetrales, lo que a su vez demanda empleo local. La Provincia llevará a cabo las obras de infraestructura y vivienda y, por su parte, el Gobierno Nacional proveerá el financiamiento para cloacas, electricidad, hidráulica y luminarias. Por último, AySA realizará plantas de tratamiento cloacal y del agua. Las obras estarían listas para mitad del año que viene y se espera que para diciembre de 2022 comience la ocupación de los lotes. Vivirán casi 5 mil personas. 

Durante el acto, en el que estuvieron presentes distintas autoridades nacionales y provinciales, junto a la intendenta de Presidente Perón, Blanca Cantero, el ministro Larroque destacó que se brinda “una respuesta de fondo mediante la modificación institucional necesaria para abordar la problemática”. Como era de esperar, todos los medios que siguieron la toma del predio el año pasado, esta vez no se hicieron presentes para dar cuenta de una política de fondo que permitirá dar respuesta al problema que dio origen a aquel conflicto. ¿No era que les importaba que la gente pudiera tener una casa digna?

El Ministerio de Desarrollo de la Comunidad generó distintos tipos de asistencia a las familias que firmaron el acto de acuerdo antes y después del desalojo. Subsidios provinciales, ayudas de carácter urgente, módulos habitacionales, materiales para la construcción, articulación con cooperativas, entre otras. Además, en el marco del trabajo territorial, se viene asistiendo mensualmente con alimentos secos, kits de higiene y limpieza, pañales y ropas de abrigo y frazadas ante las bajas temperaturas.