En un momento de extrema delicadeza para comenzar su padrinazgo en el Astillero Río Santiago, el nuevo Arzobispo de La Plata, Víctor Manuel Fernández, tomó posición a favor del reclamo de los trabajadores. “Dar trabajador también es cuidar la vida”, dijo el religioso en la misa que esta mañana ofreció en ese predio de Ensenada con motivo de la celebración de San Cayetano.

“Les pido a Dios que iluminen a los gobernantes para que este lugar tenga actividad”, comentó Fernández, según reseñó el portal Infocielo.

“Creo que el Astillero dependen más de la Nación”, explicó luego el Arzobispo como modo de marcar distancias con el Gobierno nacional y acercarlas con la gobernadora María Eugenia Vidal. Las tensiones entre la Iglesia y Cambiemos son evidentes y empeoran desde que se profundiza el ajuste social. Cada vez son peores los rumores que llegan desde el Vaticano en torno a posiciones del Papa Francisco sobre el ajuste que lleva adelante Cambiemos.