El informe tomó como muestra el distrito de San Miguel. Allí, los aumentos en alimentos básicos de consumo populares son notables con respecto al mismo mes del año pasado. Tal es el caso de la harina de trigo (19,07%), huevos (21,09%), aceite (10,94%), pan (20,4%), fideos (14,99%).

Con este aumento significativo de precios en productos de primera necesidad, se pone de manifiesto el impacto de la suba del dólar en la economía cotidiana de los bonaerenses.

Por otro lado, la canasta básica alimentaria, compuesta de un subconjunto de los bienes relevados, experimentó un aumento en mayo de 5,12% constituyendo el salto más importante de la canasta básica alimentaria desde agosto 2017. Por consiguiente, en San Miguel una familia tipo (dos adultos y dos hijos) necesita un ingreso de $6.861,88 pesos para que sus miembros no sean indigentes y $16.341,57 para que sus miembros no sean pobres (por ingreso).

Para llevar adelante el relevamiento, se dividió el partido en cuatro zonas y en cada una de las zonas fueron relevados: dos supermercados pequeños, dos verdulerías, dos carnicerías y dos panaderías. Además, se seleccionaron cuatro supermercados grandes del distrito. Es decir, que implica una medición que incluyó 37 establecimientos. Los precios utilizados en el informe corresponden a las variaciones promedio mensuales.