El Defensor del Pueblo bonaerense, consideró que ahora “el gobierno no tiene legitimidad para tomar este tipo de medidas”

“El gobierno nunca comprendió que estas decisiones dejaron a la Provincia al borde del colapso. Ahora, con los resultados electorales sobre la mesa, el nuevo tarifazo representa una decisión política irresponsable: una administración que se va en diciembre tiene que convocar a todos los sectores para tomar decisiones que impactarán en la próxima gestión”, sostuvo Lorenzino.

Además, el Defensor del Pueblo explicó que para los bonaerenses fue muy complejo hacer frente a las políticas tarifarias implementadas desde el año 2015. “Los aumentos fueron del 4.000% y ahora se quieren despedir con  otra suba de fuerte impacto”, indicó, y agregó: "La gente cobra en pesos y paga servicios públicos dolarizados en un contexto de inflación galopante. Está más que claro que los trabajadores no pueden hacer más esfuerzos”.

"Siempre nos opusimos a la política de servicios públicos del gobierno porque entendimos que sólo beneficiaba a los empresarios a costa del bolsillo de todos los bonaerenses. Este tarifazo de despedida confirma que nunca comprendieron que las políticas que implementaron fueron nocivas para todos los sectores productivos y sociales de la Provincia”, afirmó Lorenzino.

Vale aclarar que el nuevo aumento de tarifas que se conoció esta semana está dirigido a los usuarios de las distribuidoras EDELAP, EDEA, EDEN, EDES y las 200 cooperativas que operan en la Provincia.