La preocupación de los trabajadores comenzó el 7 de enero cuando los delegados gremiales informaron al conjunto de la planta lo planteado por la empresa. Cerámica San Lorenzo abrió un plan de retiros voluntarios debido a modificaciones tecnológicas en la estructura productiva. La noticia se conoció mientras muchos de los obreros se encontraban de vacaciones.

Desde la Federación Obreros Ceramistas de la República Argentina expresaron que "este sindicato no avala los retiros voluntarios" e informaron que mantienen diálogo con los propietarios de la empresa. Aunque en la empresa argumentaron "modificaciones tecnológicas", representantes del gremio adjudicaron esta realidad a la situación que atraviesa el sector de la construcción.

"Los que estamos cerca de la construcción vemos que las empresas se ven obligadas, en algunos casos, a parar su producción porque tienen mucho stock. A raíz del stock que tienen el personal sale de vacaciones y cuando regresa se encuentra con esta situación. Es lo que está sucediendo en distintos lugares", le dijo José Luis Franco, tesorero del sindicato, al Diario El Tiempo de Azul.

De esta forma, Azul comienza el 2019 de igual forma que el 2018. En enero de año anterior, la ciudad gobernada por Hernán Bertellys fue centro de las miradas por el conflicto gremial en Fanazul que culminó dos doscientos despidos.