De forma unánime, los doce integrantes del jurado consideraron que el empresario actuó de manera “premeditada y cruel” al asesinar a Claudia Schaefer el 21 de agosto de 2015. La querella se mostró conforme con el fallo.

Fernando Farré fue condenado hoy a prisión perpetua por el brutal crimen de su esposa, Claudia Schaefer. El jurado popular, que falló por unanimidad, lo encontró culpable de los delitos de “homicidio agravado y femicidio”.

Si bien la defensa del empresario pidió la inimputabilidad del acusado con el argumento de que estaba psicológicamente “enfermo” al momento del crimen, o que atenuaran la condena por haberse tratado de un acto en estado de “emoción violenta”, los doce integrantes del jurado coincidieron que actuó de manera “premeditada y cruel” al asesinar a su esposa de 74 puñaladas el 21 de agosto de 2015 en el country Martindale.

Las dos fiscales que intervinieron en el juicio y los representantes de la querella celebraron la decisión. “Durante el juicio se probó que la relación se daba en el marco de violencia de género, donde había violencia física, psicológica, verbal y económica”, aseguró la fiscal Carolina Carballido Calatayud, y agregó: “Fue un femicidio de manual y a sangre fría”.

“Las pruebas y los testimonios que presentamos fueron convincentes y contundentes, mientras que las respuestas de la defensa no contestaron eficazmente: las explicaciones fueron insatisfactorias y no tenían respaldo”, dijo el abogado querellante Jorge Alberto Sandro, quien sostuvo que “el juicio transcurrió según nuestras expectativas”.