El gobierno nacional lanzó el programa Previaje para beneficiarios y beneficiarias del PAMI con un acto en la localidad bonaerense de Pilar del que participaron -entre otros- el jefe de Gabinete, Juan Manzur y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quienes destacaron que el turismo y la producción son parte central de la “reactivación” que necesita el país en la pospandemia.

El anuncio se dio en el marco de los festejos por el día del Jubilado, que se conmemoró el 20 de septiembre, y supone que los beneficiarios del PAMI que compren su viaje entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre recibirán el 70% de ese gasto en una tarjeta como crédito para usar en más de 100 mil comercios de toda la cadena turística.

Al hacer uso de la palabra, Manzur sostuvo que la iniciativa es un “granito de arena para dejar atrás esta situación tan fea” que fue la pandemia de coronavirus, al tiempo que defendió las medidas “impopulares” y que “no gustaban” que debió adoptar el Gobierno nacional “para cuidar la vida y la salud” de las personas.

“Contra todos los impedimentos y contra todas las cosas feas que nos decían, el presidente Alberto Fernández consiguió vacunas. Empezamos a terminar esta tragedia. Si bien nos tenemos que seguir cuidando, estamos en la etapa final”, dijo el jefe de Gabinete.

El acto se desarrolló en un amplio predio al aire libre que posee el polideportivo de Pilar, donde se congregaron más de mil jubilados que fueron recibidos con un desayuno y que, luego del acto, compartieron un asado.

A su turno, la titular del PAMI sostuvo que la actividad de este viernes era “simbólicamente importante” ya que se trataba de “la representación de los primeros pasos” tras la etapa más crítica de la pandemia de coronavirus.

“El año pasado los convocamos a cuidarse, ahora los convocamos a salir, a viajar”, sostuvo la funcionaria.

Al referirse a este plan turístico, el más importante en los 50 años de vida del PAMI, Volnovich dijo “cada viaje será poner en valor el esfuerzo colectivo, el esfuerzo de una sociedad entera, de los profesionales de la salud y de los más jóvenes” durante la pandemia y que ahora todo va cobrar “sentido”.

Por su parte, Lammens compartió la idea de “punto de inflexión” y sostuvo que esta “nueva etapa, es de reencuentros, de besos, de volver a viajar”.

“Vendimos el 80 por ciento de lo que vendimos el año pasado en sólo una semana. Empezamos a dar vuelta la página”, añadió el ministro.