Tras una contundente marcha de más de 10 mil docentes que reclamaron por inversión en infraestructuras en las esculelas de la Provincia, el Gobierno bonaerensel convocó a la paritaria docente para el jueves 23 próximo, mientras rige la Conciliación Obligatoria hasta el viernes, aunque se podría estirar por cinco días más.

Es que los docentes, luego del receso invernal, tenían planificado un paro por 72 horas. Sin embargo, la conciliación obligatoria truncó las intenciones del Frente de Unidad Docente, aunque continúan con el mandato de los afiliados y podría reeditarse el escenario que viene luego de las últimas reuniones: fracaso de negociación y paro.

Ayer, la gobernaddora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, oficializó un nuevo aumento "a cuenta de la paritaria", aunque eso no se traduce a los pagos remunerativos, lo que genera pérdida del poder adquisitivo real para los activos, como el caso del aguinaldo pasado, pero además, en prejuicio de los pasivos.

Durante la jornada de protesta por la infraestructura escolar, los referentes del frente gremial confirmaron a este portal que harán efectivo el paro de 72 horas, en caso que el gobierno provincial no convoque a una reunión paritaria finalizada la Conciliación. Con este escenario de convocatoria, se espera una propuesta que gratifique a los gremios para no mediar un paro.

En la última reunión paritaria el gobierno propuso aumento de 15% más una suma de 1,7% en concepto de material didáctico hasta julio, oferta que incluye una nueva convocatoria en agosto.