Este jueves por la mañana representantes de la Provincia de Buenos Aires y de los empresarios del sector llegaron a un acuerdo para que este verano haya temporada teatral en todos los destinos turísticos bonaerenses.

En concreto, el Ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, y el viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, delinearon las primeras alternativas seguras para organizar espectáculos en la temporada 2020/2021.

“Vamos a tener una temporada atípica y desde el Gobierno y los municipios tenemos que pensar en alternativas creativas, que cuiden a los artistas, a los trabajadores y a los espectadores; nuestro compromiso es con todos los sectores”, destacó Costa.

Durante la reunión se acordó que las actividades teatrales y de espectáculos se desarrollen en espacios al aire libre o bien en salas o espacios tradicionales que puedan cumplir con condiciones de ventilación adecuadas.

Las condiciones que se trazaron fueron que rijan estrictos protocolos de funcionamientos, aforos reducidos –con butacas libres de por medio entre los asistentes- que permitan cumplir con el distanciamiento social recomendado.

“Vamos a estar evaluando la curva epidemiológica de manera permanente, y vamos a estar definiendo los protocolos específicos con todos los sectores para que podamos funcionar”, dijo el empresario Carlos Rottemberg.

Además, se convino que las condiciones para la organización de espectáculos se revisarán periódicamente según las condiciones epidemiológicas de cada centro turístico provincial.

Asimismo, se acordó que se facilitarán espacios privados y públicos adecuados para que también puedan desarrollar sus producciones las salas independientes que no estén en condiciones de funcionar.

Por otra parte, se decidió la conformación de una mesa de trabajo técnica entre el sector, sus trabajadores, la Provincia y los municipios para continuar el diálogo y establecer protocolos, controles y procedimientos para el desarrollo de la actividad.

Entre los representantes del sector teatral y musical, estuvieron presentes los empresarios Carlos Rottemberg, Lino Patalano, Martín Alfiz, Ariel Stolier, Sebastián Blutrach, Pablo Baldini, Roberto Bisogno y Tomás Rottemberg, entre otros.

“Estamos pensando obras donde no sean tantos actores y en teatro altos donde tengan capacidad para 3.000 personas, para que el aforo máximo pueda ser de 500 espectadores”, cerró Noher.