El Ministro de Hacienda y Finanzas de la provincia de Buenos Aires, Pablo López, junto a la presidenta del Senado Verónica Magario y su par de Diputados, Federico Otermín, presentó en la Legislatura bonaerense el proyecto de Presupuesto 2021 y la Ley Impositiva.

El responsable del armado del presupuesto consideró que se trata de un “proyecto realista” a diferencia de los últimos años que se planteó un presupuesto de “ajuste” que “recayó sobre las capacidades del Estado” y proyectó “una generación de recursos a partir del crecimiento económico y una fuente de financiamiento razonables en moneda local”.

Antes de explicar la Ley de Leyes, el funcionario de Kicillof trazó un diagnostico económico y financiero de la Provincia para “contextualizar el momento del armado del proyecto” y habló de “una triple vulnerabilidad” en referencia a “problemas estructurales, la recesión económica de los últimos cuatro años y la crisis generada por la pandemia”.

Respecto a los problemas estructurales, el Ministro afirmó que la “Provincia es el corazón productivo del país, con el 50 por ciento de la producción industrial y en el esquema de coparticipación federal, recibe el 22 por ciento”.

En tanto, el Ministro de Hacienda y Finanzas se refirió al “alto nivel de endeudamiento” heredado por la gestión de María Eugenia Vidal, con un 85 por ciento de la deuda en moneda extranjera” y con “números que no se alcanzaban desde la crisis de 2001”.

Al análisis de la situación actual, López sumó la “crisis económica provocada por la pandemia que produjo una caída del 20 por ciento de la actividad económica de la Provincia, que fue atenuándose en los últimos meses”.

Sobre los ejes del Presupuesto, el funcionario de Kicillof enumeró 3 desafíos estructurales: la recuperación de un Estado presente en todas las áreas; el desarrollo de una infraestructura para lograr una Provincia Integrada e inclusiva y un fortalecimiento fiscal para recuperar recursos para la Provincia.

En números concretos, el Ministro anunció que el presupuesto será de $1.8 billones de pesos y un pedido de endeudamiento por 64 mil millones de pesos, lo que representa 3.4% del presupuesto. “Es el más bajo en términos históricos y nos permite recuperar la sostenabilidad de la deuda y será en el mercado local” sostuvo al respecto.

En relación a la Ley Impositiva, el funcionario afirmó que “esperamos una mayor recaudación producto del crecimiento de la actividad económica” y anunció que la suba de impuestos patrimoniales, como el Inmobiliario urbano y rural, será acorde a la “inflación del 2020”. Y agregó que “habrá un equilibrio donde se espera un pequeño superávit fiscal”.

Durante la explicación del presupuesto, el Ministro puso énfasis en la inversión sobre 7 ejes. Uno sobre infraestructura, que implica 1.35% de gastos de capital en obras viales e hídricas, vivienda y urbanismo, desarrollo sustentable y saneamiento ambiental.

El segundo eje que tiene que ver con la inversión en materia educativa por un total de 80 mil millones de pesos. El tercer punto con “seguridad y servicio penitenciario” con 30 mil millones de pesos para destinar a la formación de 10 mil agentes policiales, formación penitenciaria y obras que mejoren la infraestructura penitenciaria y los equipamientos de la seguridad pública.

Un cuarto ítem que apunta a la reactivación económica con el “acompañamiento al sector privado”. El quinto punto refiere al Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, con una inversión en programas que “reduzcan las brechas de desigualdad y bajen los niveles de pobreza que actualmente se ubican en el 50 por ciento”.

Por otra parte, López puso como quinto eje la inversión en salud para “profundizar el enorme esfuerzo que hicimos durante la pandemia y mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores, contar con mas equipamiento e insumos médicos y realizar obras y mejoras en los hospitales”.

El sexto punto al que hico mención el Ministro refiere a las políticas de género, con “un incremento de 132 por ciento con respecto al presupuesto del año anterior y, por último, una sostenibilidad de deuda y finanzas. “Vamos a continuar con un proceso de reestructuración que hemos iniciado este año para alagar los plazos de deuda y llevar a cabo un perfil de pagos sostenible en el largo plazo”.