La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, confirmó que se establecieron "pautas en común de trabajo entre las fuerzas provinciales y federales" con "especial énfasis" en el Gran Buenos Aires y Mar del Plata.

"Se establecieron pautas en común de trabajo entre las fuerzas provinciales y federales", afirmó la ministra al término de una sorpresiva reunión que encabezó el presidente Mauricio Macri y de la que también participaron la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo.

Tras confirmar la "preocupación" por los hechos de inseguridad, Bullrich confirmó un trabajo "estratégico" sobre el manejo de las fuerzas federales "con especial énfasis" en el Gran Buenos Aires y la ciudad de Mar del Plata. Macri había encabezado el encuentro desde las 9.00 en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada.

También estuvieron presentes los ministros de Justicia de la Nación, Germán Garavano y de la Provincia, Gustavo Ferrari, así como el viceministro de Seguridad, Eugenio Burzaco; y el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman.

Según trascendió, en una primera etapa se tratará de 7 mil efectivos, aunque no se descarta que la dotación pueda ser mayor en el futuro porque con ese número no alcanzan a cubrir los requerimientos de los intendentes.