En el marco de la campaña contra la propagación del coronavirus, el intendente de Tigre, Julio Zamora, ordenó una rebaja de 50% del saladio suyo, del secretario General y de Economía. Además, reveló que hubo un “achique” en la estructura orgánica del Municipio, eliminando dos secretarías y cinco agencias.

En sintonía, anunció la creación del Centro de Aislamiento de Emergencias. Se trata de un establecimiento de 11 mil metros cuadrados, que tiene la capacidad de albergar 500 camas.

A su vez, el intendente de Tigre adelantó que se trabaja en la readecuación del Hospital de Benavídez que está pensado para ser convertido en un centro especializado en coronavirus y que habrá más de diez camas de alta complejidad y otras 20 de mediana y baja.

"Tras el anuncio del Presidente Alberto Fernández se decretó la emergencia económica en el distrito por 90 días”, agregó el jefe municipal, quien tambien decidió “no renovar un 25% de los contratos tercerizados relacionados con espacios verdes, vigilancia privada e iluminación”, detalló. 

"Hemos hecho un análisis prospectivo de la evolución económica que va a tener el Municipio en los próximos meses. Nuestro objetivo es garantizar la fuente de trabajo de nuestros trabajadores y trabajadoras en el largo plazo.”, concluyó Zamora.