Se trata de parte de un acuerdo entre el massismo y el macrismo, a nivel provincial, para garantizar a María Eugenia Vidal una primera etapa de gestión "sin demasiadas turbulencias".

Según trascendió, el massismo estaría dispuesto a sellar un acuerdo con el macrismo que podría extenderse por hasta 8 meses. “Vamos a ayudar pero no va a ser un cogobierno”, dicen en el Frente Renovador. De ahí que descarten la inclusión de dirigentes propios en la administración Vidal, más allá de la intención de algún sector de Cambiemos de tentar a massistas.

De acuerdo a lo que trascendió en fuentes parlamentarias, el Frente Renovador tiene la intención de insistir con el límite a las reelecciones, un proyecto que presentó el año pasado y que no pasó el filtro de la Legislatura debido al rechazo del Frente para la Victoria.

La idea es no sólo incluir a los intendentes, concejales y consejeros escolares en esa limitación a dos mandatos consecutivos. También se buscará contemplar la situación de los legisladores provinciales.

Se trata de un tema por demás ríspido pero que en los próximos meses podría encontrar vientos favorables en ambas cámaras.

Hasta el momento, no hay impedimento para que intendentes y legisladores se presenten a competir en forma sucesiva. La idea sería asimilar el límite al que tienen hoy los cargos de gobernador y vice.

En Cambiemos también habría disposición a avanzar con este proyecto. De hecho, buena parte de la campaña electoral de aquellos intendentes electos del PRO se basó en fustigar las extendidas gestiones de los barones peronistas del Conurbano.

Respecto de la boleta sábana, habría también acuerdo para ir hacia otro esquema para el próximo turno electoral. “Es la última vez que votamos de esta manera”, dijo en varias ocasiones la gobernadora electa.