En la inauguración del nuevo edificio del Hospital de Niños “Sor María Ludovica” de la ciudad de la Plata, la vicepresidenta habló sobre la feroz campaña que se orquestó desde algunos medios de comunicación contra el plan de vacunación.

Junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, Cristina Fernández de Kirchner apuntó contra el Grupo Clarín y su concentración de medios por la “desinformación y dudas” que generaron en la sociedad respecto a las medidas de cuidado y la campaña de vacunación.  

“Como Clarín no hay nada en ninguna parte del mundo. El grado de concentración y repetición al unísono que tiene una noticia que aparece publicada en el gran diario argentino, que se replica inmediatamente por toda la red de noticias, cables y canales del interior, etcétera, etcétera, etcétera, no existe en ninguna parte del mundo porque en todas partes del mundo hay legislación que impide ese grado de concentración mediática" comenzó la vicepresidenta para referirse al grupo mediático.

En esa línea, CFK afirmó que “la irracionalidad y la locura no son un fenómeno contemporáneo”. Sin embargo, consideró que “el desarrollo que han alcanzado los medios, la comunicación global, mediática, al instante, profundizada por el uso de redes sociales, de los teléfonos celulares, hace que una noticia se reproduzca exponencialmente”.  

Acto seguido, la ex presidenta hizo un llamado expreso a los medios de comunicación para que "toda la mala información o deformación o dudas que han planteado con la gente con las vacunas" se deje de lado.

Y detalló: "conozco gente que no está porque no se quiso vacunar porque pensó que podía pasarle algo malo". "Debería haber un acuerdo tácito de la sociedad para hacerle caso a los médicos. No pongamos en duda la palabra de los médicos. No pongamos en dudas las vacunas, la ciencia. No puede ser posible que sea un campo de disputa política”.