Luego que la medida cautelar dictada por los jueces Mauricio Bordino, Stella Marcasciano y Víctor Hugo Guida del Tribunal de Trabajo Número1 de La Plata, resolvió intimar al gobierno bonaerense a que convoque a la paritaria docente, el ministro de Trabajo de la administración de María Eugenia Vidal aseguró que apelará a la medida judicial.  

La decisión judicial se dio en el marco de un amparo sindical presentado por el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB). El pedido de la Justicia es para que Vidal proceda a la reapertura de la negociación sobre el ajuste salarial de los trabajadores de la educación en el plazo de los próximos cinco días.

 La medida cautelar asegura: "El país se encuentra sumido en una situación de crisis económica cuyas consecuencias han de repercutir necesariamente en los salarios de los trabajadores", y subraya que "la última reunión paritaria se llevó a cabo el 20 de abril del corriente año lo cual, en el actual contexto económico, torna necesario mantener activas las negociaciones paritarias con las asociaciones profesionales peticionantes".

Tras notificarse por la tarde del fallo, el funcionario de la gestión Vidal expresó que "Los jueces no pueden extralimitarse sobre ámbitos que no son propios".

"Venimos con incesante cantidad de propuestas a los docentes y con adelantos de aumentos salariales que han acompañado la inflación", amplió Villegas.