La seguridad vuelve a ser una de las principales preocupaciones sociales en la Provincia de Buenos Aires. Y así lo reconoció el Ministro de Seguridad bonaerense, Gustavo Ferrari, quien admitió que crecieron los casos de secuestros en la Provincia en comparación con las cifras de 2015.

En declaraciones a Vorterix, el ex asesor sciolista devenido en ministro del PRO, reconoció que "se están dando más secuestros que el año pasado".

Además, el flamante funcionario sostuvo que "Tiene que haber una tarea conjunta entre investigación judicial y fuerzas de seguridad", explicó.

"Hay profundizar el trabajo de la Justicia y que los fiscales colaboren con los policías", adelantó Ferrari, quien negó que su designación haya sida impulsada por Daniel Angelici.

En otro orden, aseguró que la situación carcelaria está "en emergencia" y que tiene "carencias básicas como sistemas de seguridad". "Seguramente no vamos a poder resolver los problemas de todas las cárceles al mismo tiempo", añadió.