La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) comenzó hoy un nuevo paro de 48 horas para reclamar que el Poder Ejecutivo vuelva a convocarlos para negociar en mesa paritaria, medida con la cual completarán 20 días de paro en lo que va del año.

Los judiciales convocaron a esta medida de fuerza al considerar que el gobierno provincial "se muestra intransigente y está dispuesto a hacer pagar el ajuste a los trabajadores".

Pablo Abramovich, secretario general de la AJB, expresó que la medida de fuerza es "para decirle a la gobernadora María Eugenia Vidal que queremos un diálogo serio" y dijo que "en esa inteligencia exigimos la continuidad de la paritaria y un ofrecimiento que permita recomponer el poder adquisitivo perdido de nuestros salarios".

Sostuvo que "también le exigimos a la Suprema Corte que asuma su responsabilidad como cabeza del Poder Judicial y aporte una solución para el sector de trabajadores y trabajadoras judiciales que hoy tienen ingresos por debajo de la línea de pobreza".

La discrepancia entre los judiciales y el gobierno bonaerense se mantiene desde fines del año pasado, cuando el Ejecutivo firmó un acuerdo paritario anual con los gremios estatales.

El último encuentro entre ese gremio y representantes del Ejecutivo fue el 13 de junio cuando los judiciales rechazaron una oferta del 20 por ciento en tres tramos al considerar que se trataba de "un aumento anual menor al de la propuesta anterior".