Un acuerdo entre el titular del PJ y la gobernadora Vidal, le permitió al intendente de Merlo imponer como integrante del Consejo de la Magistratura al senador Gustavo Soos, relegando a Unidad Ciudadana que impulsaba a Sergio Berni y que por representar la primera minoría de la cámara alta bonaerense, era el bloque que por tradición legislativa debía ocupar la banca que le corresponde a la oposición.

Desde el kirchnerismo denunciaron la maniobra y apuntaron directamente al oficialismo, al que acusaron de "atar las manos" de la primera minoría y actuar irresponsablemente ante la representación que el 37% de los bonaerenses eligieron en las elecciones legislativas del año pasado.

"Ustedes como bloque mayoritaria tenían la responsabilidad de consultar con la primera minoría de esta cámara, quien iba a ser la representación en el Consejo de la Magistratura", disparó la senadora Teresa García, titular del bloque de Unidad Ciudadana y acusó a los legisladores de Cambiemos de quebrar el equilibrio dela balanza democrática en el que "la oposición acompaña, la oposición controla, y la oposicón se opone y el oficialismo gobierna".

Los lugares en el Consejo de la Magistatura forman parte del amplio acuerdo que el denominado "bloque de los intendentes" alcanzo con el oficialismo el año pasado y que le permitió, entre otras cosas, quedarse con la vicepresidencia de la Cámara de Diputados, relegando al massismo, que desde el 2015 le había aportado a Vidal el soporte político e institucional en la Legislatura.

Como contrapartida, el PJ Unidad y Renovación le garantizó a Cambiemos los diputados necesarios para alcanzar el quórum en la escandalosa sesión del mes de diciembre pasado en la que se aprobó un recorte en el sistema de jubilación de los empleados del Banco Provincia y era una de las opciones que barajaba el oficialismo para avanzar con el proyecto sobre impuestos en las boletas de servicios si finalmente no lograba consenso con el Frente Renovador.

Desde el PJ minimizaron la cuestión y remarcaron que su bloque se limitó a postular candidatos que alcanzaron el consenso necesario para convertirse en consejeros, sin mencionar que la mayoría de ese apoyo provino del propio oficialismo.  Además el sector del peronismo dialogista se quedó con la banca titular y también con el suplente, que ocupará Gabriela Demaría.

Desde el oficialismo saldaron la discusión remarcando que los dos senadores elegidos para ocupar un lugar como consejeros, no forman parte del bloque de Unidad Ciudadana, pero fueron elegidos en la lista que el año pasado obtuvo el 37 por ciento de los votos, lo que garantiza la representación de ese sector de los bonaerenses, tal como reclamó García.

Fuente: El País Digital