El PJ de la Provincia de Buenos Aires emitió un comunicado en el cual adelantaron que "iremos a la justicia a defender el derecho de los ciudadanos y ciudadanas de elegir libremente el destino de nuestra Provincia". Al respecto, calificaron al decreto 259/2019 como una "nueva maniobra antidemocrática planteada por el Gobierno de Mauricio Macri". Y concluyeron: "es inconstitucional y anti-ético". El massismo podría hacer una presentación similar. 

"Ninguna reforma electoral puede realizarse en año de elecciones y menos por decreto", argumentaron desde el PJ bonaerense. "Están pensando en hacer una jugada electoral para continuar saqueando a los bonaerenses", describieron. 

Hoy, y mediante un escandaloso decreto, el Gobierno nacional decidió cambiar por decreto las reglas electorales a sólo seis meses de los comicios (a cuatro de las PASO). Lo hizo con un único objetivo: favorecer las chances de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, cada vez más preocupada por las encuestas adversas.  Hasta el momento, Vidal no dijo una sola palabra sobre el DNU. 

El decreto 259/2019 estableció que "en caso de simultaneidad de elecciones en el marco del régimen previsto por la Ley N° 15.262, cada agrupación política de orden nacional y cada agrupación de distrito sólo podrá adherir sus boletas con UNA (1) agrupación política de orden provincial de idéntica denominación". 

¿Qué busca el decreto? Evitar que el peronismo vaya con un solo candidato en Buenos Aires, y que esa lista vaya pegada a las distintas opciones del justicialismo a nivel nacional. Un esquema igual utilizó Cambiemos en Jujuy en 2015, cuando el entonces candidato provincial Gerardo Morales ganó la elección junto a las boletas nacionales de Mauricio Macri y de Sergio Massa.