Dirigentes del Frente Renovador redoblaron hoy la insistencia para convencer al macrismo de que compartan una gran PASO opositora que defina al líder que competirá en octubre próximo con el oficialismo en las presidenciales, mientras que el presidente del PRO, Humberto Schiavoni, reiteró el rechazo a la iniciativa.

Schiavoni fue contundente: "Seguimos con la misma meta de siempre, nosotros ya tenemos nuestro frente (con UCR y la CC), consolidando la alternativa del cambio y no hay novedades con respecto al massismo. No hay primarias con Massa".

Este mediodía, desde Tigre emitieron un comunicado oficial con declaraciones del intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre: "Estamos a tiempo de una gran primaria opositora".

"El Gobierno ha vuelto a marcar la agenda y el kirchnerismo se alimenta de las divisiones de la oposición. Los responsables son aquellos que en la convención de Gualeguaychú eliminaron la posibilidad de una gran interna opositora. Ahora se rasgan las vestiduras y se horrorizan por los ataques del Gobierno contra (Carlos) Fayt", señaló De la Torre.

En sintonía con lo que busca la cúpula del FR, el jefe comunal, de los más cercanos a Massa, dijo que ellos son "conscientes de que para poder cambiar realmente es preciso aunar esfuerzos y no anularse mutuamente, porque las fuerzas que tiran en forma opuesta se anulan, las que van para el mismo lado, traccionan".

Ante la crisis desatada por las últimas pérdidas de dirigentes (la más sonora fue la de Darío Giustozzi el domingo pasado) y los cuestionamientos internos a la conducción, Massa viró en su estrategia y ahora avala, a través de De la Torre (y ayer vía Francisco De Narváez) acudir a las PASO en un frente electoral con el PRO, la UCR y la CC.

Desde el macrismo aducen la insistencia de Massa a su "desesperación" por la crisis interna que registra su partido y su campaña, y sienten una favorable relación de fuerza ya que hay varios dirigentes del FR que coquetean con irse al PRO o incluso ya lo acordaron.

Fuentes de ambos espacios confirmaron un encuentro la semana pasada en Tigre entre el jefe del armado político del PRO, Emilio Monzó, con De la Torre y el intendente de Junín, Mario Meoni, en la que el primero les sugirió que Massa debía declinar su candidatura mientras que los segundos esgrimieron la necesidad de una PASO conjunta, sin recibir a cambio una contrapropuesta macrista.

Por ahora, desde el PRO se muestran inconmovibles antes los pedidos de los massistas, aunque restan 25 días para presentar en la Justicia alianzas electorales.