La Cámara de Senadores bonaerense convirtió en ley los proyectos de Moratoria impositiva y cambios en el Régimen de Ingresos Brutos para monotributistas, impulsados por el Ejecutivo provincial.

Al igual que sucedió en Diputados, las iniciativas fueron aprobadas por unanimidad en la Cámara alta y de esa manera, el gobierno de Axel Kicillof contará con las herramientas que buscan, por un lado, otorgar facilidades de pago a los sectores más afectados por la pandemia en 2020 y, por el otro, una serie de beneficios a monotributistas.

Respecto a los proyectos aprobados, el titular de ARBA, Cristian Girard, sostuvo que configuran “un conjunto de beneficios fiscales para casi cuatro millones de contribuyentes” y resaltó que se tratan de “medidas extraordinarias, en un contexto de crisis potenciado por la pandemia, que buscan sentar las bases para retomar el crecimiento, generar empleo y mejorar los ingresos de las y los bonaerenses".

Cabe decir que la moratoria impositiva, que forma parte del Plan de Recuperación Productiva 2021 que el gobernador Axel Kicillof en su discurso pasado 1 de marzo ante la Asamblea Legislativa, establece dos instancias.

Una destinada a los impuestos patrimoniales de las deudas generadas durante 2020 y contempla a los impuestos Inmobiliarios Urbano, Rural, Automotor y Embarcaciones Deportivas. Las quitas irán del 35% al 10% para grandes empresas, y de 90% a 50% para firmas más pequeñas.

Las particularidades de la moratoria a los impuestos patrimoniales es que se podrá pagar en 24 cuotas, con quitas segmentadas y escalonadas de acuerdo al tamaño de las empresas –grandes, medianas y micro- y patrimonios con los que cuentan los contribuyentes.

Mientras que la segunda instancia prevé un régimen para la regularización de deuda de los agentes de recaudación en relación a los impuestos de Ingresos Brutos y de Sellos. Los pagos podrán realizarse hasta 48 cuotas mensuales, iguales y consecutivas. Además, establece una moratoria para el pago de deudas por infracciones laborales y de seguridad e higiene para PyMES y empresas cuya actividad principal fuera declarada como afectada por la pandemia.

En cuanto al plan de pagos para agentes de recaudación que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos (IIBB) alcanzará a 3.800 agentes. Como en la moratoria general, las quitas incluirán mayores reducciones para las micro y pequeñas empresas.

La propuesta sobre un nuevo régimen simplificado para monotributistas prevé que cuando el nuevo sistema esté vigente, las personas alcanzadas sólo deberán pagar una cuota fija mensual, según su categoría de monotributo; es decir que al abonar la obligación también estarán pagando, en ese mismo acto, la cuota correspondiente de Ingresos Brutos.

Además, la propuesta del Ejecutivo implica para los contribuyentes la eliminación de las retenciones deducciones y desligarse de recurrir a un contador público para presentar las declaraciones juradas mensuales y anuales.

 Durante el debate en el recinto de la Cámara alta, el senador del Frente de Todos, Marcelo Feliú, argumentó; “Los expedientes que estamos tratando rigen dos conceptos: excepcionalidad y urgencia y apuntan a los sectores que más sufrieron la recesión económica” y agregó que “son dos medidas muy importantes que los propios sectores involucrados venían reclamando”.

Sobre la moratoria, el titular de la comisión de Presupuesto de la Cámara alta resaltó además que “genera la posibilidad de que casi 3 millones de contribuyentes puedan acogerse al beneficio”.  

En relación al Régimen de Simplificación para monotributistas, Feliú indicó que “se trata de una decisión con una visión a largo plazo” y recoge las “experiencias exitosas de Córdoba o Santa Fé para otorgar ventajas claras a los contribuyentes más vulnerables”.