En la sesión ordinaria de este jueves, el Senado bonaerense convirtió en ley por unanimidad el proyecto sobre la adhesión de la provincia de Buenos Aires a la ley nacional 27.545 que establece pautas de oferta, exhibición y publicidad de diferentes rubros en góndolas de las grandes superficies comerciales.

La iniciativa, que recibió media sanción en Diputados la semana pasada y obtuvo el consenso para que rápidamente se apruebe en la Cámara alta, establece que el Ministerio de Producción y los municipios determinarán los lineamientos de los acuerdos escritos de relaciones comerciales entre los supermercados e hipermercados y sus proveedores, donde se deberá incluir el Código de Buenas Prácticas Comerciales establecidos en el artículo 11 de la ley 27.545.

A la hora del debate, la senadora del Frente de Todos, Gabriela Demaría, resaltó el consenso con la oposición sobre “este proyecto que es mucho más amplio que la exhibición de productos y que apunta a la protección de los grupos más vulnerables de la cadena, como las Pymes y los consumidores. Vamos por una mayor diversificación de la oferta de productos, con la inclusión de las Pymes, de la agricultura familiar, para evitar la deslealtad comercial”.

Además, Demaría sostuvo: “todos somos conscientes de que las Pymes tienen una difícil tarea cuando necesitar ubicar sus productos en las grandes cadenas de supermercados. Sabemos que estas empresas chicas han sufrido consecuencias devastadoras durante el gobierno anterior. Y las que han quedado en pie necesitan del apoyo del Estado”.

Al tiempo que apuntó: “los grupos económicos disponen varias marcas de un mismo producto, con la mayor ubicación en las góndolas. Es lo más común en estos establecimientos que los productos locales tienen asignado el lugar más oculto, menos accesible y que no se realice la reposición. Con las modificaciones propuestas, se prevé la creación de un isologotipo de “producción bonaerense”, donde también estará el logo del Municipio donde se produce ese artículo”.

La norma afirma que el ejecutivo creará el logotipo denominado “Producción Bonaerense” con el objetivo de identificar los productos elaboras por micro y pequeñas empresas, cooperativas y actores de la agricultura familiar de la Provincia. Además, deberá contar con el logo institucional del Municipio donde se encuentre el establecimiento productor. 

Por otra parte, el articulado afirma que los establecimientos deberán contar con una góndola específica de “Producción Bonaerense”, que deberá cumplir con las características establecidas en su reglamentación.

En representación de la oposición, la senadora Nidia Moirano expresó: “lo más difícil de los productores regionales es abrir los canales de comercialización y competir con las empresas más grandes”. En esa línea, la legisladora de JxC destacó que “el proyecto afirma que la autoridad de aplicación, y los municipios, van a determinar por escrito los lineamientos de las relaciones entre los proveedores y los supermercados”.