Tras la propuesta que presentaron los intendentes y legisladores del FpV el pasado viernes en la reunión con el ministro de Gobierno, Federico Salvaí, el senado convocó hoy a sesión,  pero trascendió que  el ejecutivo sostendrá el alto endeudamiento al que el kirchnerismo se opone.

En su envío a la Legislatura, el gobierno bonaerense explicó que en el Presupuesto se destaca la existencia de un déficit de 16.000 millones y una amortización de deuda por 15.038 millones.

También se manifestó una deuda con los municipios de 1.256 millones de pesos; una deuda con proveedores y contratistas por 8.015 millones y otra con el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), por aportes patronales por 2.605 millones.

Se detalló una deuda del Tesoro de 19.015 millones que comprende un préstamo de Nación para el control de inundaciones (3.551 millones), Caja de la Policía Bonaerense (2.405 millones); Fondo Federal Solidario (2.000 millones).

Incluye, además, un Fondo Educativo (1.485 millones); Dirección de Escuelas (1.739 millones); Lotería y Casinos (1.304 millones); Organismos del ministerio de Economía (964 millones), Instituto de Previsión Social (782 millones) y otros organismos (4.785 millones).

La propuesta del FPV  buscaba “que los 135 municipios de la provincia obtengan recursos a través de mecanismos directos” por lo que apuntaban a la modificación de los porcentajes  de ciertas leyes  que destinan fondos a los municipios como la ley de Fondo Educativo y el Fondo Sojero.