El Partido Socialista, que forma parte del Frente Progresistas, plantó un manto de dudas sobre un eventual acuerdo con el Frente Renovador, sobre el que sus pares de Libres del Sur y el GEN se muestran más abiertos, durante el Encuentro Nacional de la coalición, en el cual sus dirigentes enfatizaron en la necesidad de ampliar el espacio incorporando otras fuerzas políticas.

Ayer, en el centro de Convenciones Palais Rouge, se realizó el Encuentro Nacional de Progresistas, en el cual participaron del panel de cierre los tres líderes de las fuerzas que integran este Frente: Antonio Bonfatti (Partido Socialista), Humberto Tumini (Libres del Sur) y Margarita Stolbizer (Progresistas).

Con fuertes críticas al Gobierno, al kirchnerismo -que "dividió al progresismo durante todo su gobierno", según apuntó Tumini-, y con una autocrítica de cara al futuro, los tres dirigentes coincidieron en abrir el espacio para conformar una oposición más amplia, aunque ninguno nombró directamente al Frente Renovador de Sergio Massa, acaso para evitar resquemores durante el evento.

Bonfatti enfocó su alocución en las propuestas para "fortalecer la identidad" de Progresistas, que consideró un "espacio fértil", en donde "hay una semilla y hay que hacerla germinar".

Consultado por Télam sobre la posibilidad de ampliar la fuerza junto al Frente Renovador, Bonfatti evitó la referencia directa y sostuvo: "Siempre hemos planteado la necesidad de construir un frente que respete principios y fundamentos del progresismo, pero no hablamos de personas sino de proyectos".

"Hay muchos referentes de partidos políticos que pueden coincidir con nuestro proyecto, organizaciones de la sociedad civil, intelectuales, pero no le pongo nombres y apellidos, porque es poner el carro adelante del caballo: no hablo de nadie en particular", continuó.

Mientras que Hermes Binner, el referente del PS apuntado como presidenciable hasta principios de 2015, dialogó con Télam en la misma dirección que Bonfatti, al destacar que "ampliar el Frente significa pensar también en movimientos sociales, no sólo trabajadores o empresas"; y un eventual acuerdo con el massismo "dependería de los momentos y los debates de los temas, pero estamos convencidos que debemos sumar".

El detalle fino que no pasó desapercibido fue la ausencia de dirigentes massistas en el Encuentro, luego de haberse vuelto habitual en los últimos meses en eventos del GEN y Libres del Sur, desde que Stolbizer acudió al Congreso Nacional del Frente Renovador y lanzó su famosa frase: "Estoy en donde tengo que estar hoy".

Sin ir más lejos en el tiempo, el sábado pasado el dirigente massista Daniel Arroyo disertó en uno de los paneles realizados en el Congreso Provincial del GEN, y un día antes, resonó la presencia de la esposa de Sergio Massa, Malena Galmarini, así como de los diputados Facundo Moyano y Marco Lavagna, en el encuentro de Libres del Sur.

Sin embargo, por ahora, no se vislumbra una ruptura en el Frente Progresistas por la incorporación o no del massismo en un eventual acuerdo electoral: tal como mencionó Humberto Tumini, en el espacio "existe la discusión permanente, pero con un nivel de homogeneidad política en el análisis muy importante".

"Tenemos discusiones y diferencias pero no vislumbro una estrategia distinta; al contrario, es muy probable que incorporemos otros sectores al Frente" destacó Tumini, quien no descartó tampoco la presencia de algún sector peronista en el espacio, siempre y cuando no sea "el kirchnerismo, porque la verdad es que tiene una actitud destructiva y son los responsables de lo sucedido", en referencia al triunfo de Macri en las presidenciales.

La intención, tanto del Frente Renovador como del Frente Progresistas, es definir candidaturas recién en marzo o abril del año que viene; decisiones que estarán supeditadas a la coyuntura política y la situación de la oposición, en donde juega un rol importante la implosión del peronismo, que podría significar también la vuelta de dirigentes de otros espacios al PJ.

"El progresismo está obligado a salir del sectarismo, y el desafío es abrir el espacio", sostuvo Stolbizer, quien cerró el encuentro: "Actualmente hay un agotamiento de la política tradicional del sistema bipartidista, y yo estoy convencida que el progresismo es la superación de la vieja política", finalizó.