El pasado 27 de mayo, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunciaba desde Cañuelas el trayecto inaugural del Tren Sanitario, una novedosa iniciativa a cargo del Ministerio de Salud para mejorar el acceso al sistema sanitario en cada estación de los pueblos más alejados del conglomerado urbano. 

A más de dos semanas de su partida, los dos vagones reacondicionados en los talleres de Remedios de Escaladas por la empresa Trenes Argentinos ya pasó por las estaciones de San Miguel del Monte, Las Flores, Cacharí, Azul, Hinojo y Olavarría, donde vecinos de esas localidades se realizaron hisopados, se aplicaron vacunas del calendario y tuvieron consultas médicas, y llegará a Bahía Blanca a finales de junio.

“Nadie en el equipo dudo en decir que sí cuando llego esta propuesta” nos cuenta Carolina Guerrero, Coordinadora del tren sanitario, y agrega: “es un proyecto muy hermoso que ayuda a ampliar derechos en el acceso a la salud”.

Desde el equipo del tren destacan que la articulación con los actores locales es fundamental “a la hora de implementar la estrategia sanitaria. “La idea no es suplir funciones, sino articular con las demandas locales. Sabemos que, en un contexto de pandemia, los sectores locales están muy saturados” afirma Carolina Guerrero en una entrevista por zoom desde la localidad de Azul.

El Tren Sanitario por dentro, una novedosa experiencia que recorre el interior Bonaerense

El tren, donde también se brinda asesoramiento para la inscripción al plan provincial de vacunación contra el Covid-19, cuenta con dos vagones totalmente equipados: uno con servicio de hisopado, laboratorio y vacunación correspondiente al calendario obligatorio, y otro complementario que posee dos consultorios y funciona como farmacia.

“Pensamos la salud integralmente desde las diferentes disciplinas que componen el equipo y no nos enfocamos únicamente en Covid” explica Clara Parodi, promotora de salud y estudiante de la carrera de Trabajo Social. “La idea, a futuro, es repetir esta experiencia en distintos ramales, complejizar el servicio” proyecta la trabajadora.

En cada pueblo ya recorrido, las trabajadoras cuentan que surgieron demandas por parte de vecinos para incorporar más servicios al tren sanitario, como es el caso de odontología y oftalmología. Además, el objetivo para un futuro cercano es incorporar también la aplicación de vacunas contra el Covid-19.