Con el objetivo de calmar tensiones internas frente al marginal despliegue del Estado en las zonas afectadas por las inundaciones, el vicemandatario bonaerense se juntó con el alcalde de Arrecifes. El sábado pasado, Joaquín de la Torre estuvo en Trenque Lauquen donde se reunió con 4 intendentes.

A menos de una semana de mantener reuniones en General Villegas, el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, mantuvo un encuentro con Javier Olaeta (Arrecifes) con quien monitoreó el avance del agua sobre el distrito.

Actualmente son 240 los evacuados que, están repartidos en cuatro dependencias organizadas por el municipio. El pico máximo -7,40 metros- de la crecida se registró a las 2:00 de la madrugada del sábado 15 y los barrios más comprometidos por la crecida del río fueron Saavedra y Los Quinchos.

“La situación no es la mejor pero los evacuados están contenidos y si bien va a costar que baje el río, por el caudal que vino de Salto y Rojas, por suerte el agua está bajando”. Y agregó: “Ya nos estamos preparando para lo que va a ser el regreso a casa de toda la gente”.

Por su parte, Salvador señaló que “nuestro gran desafío, más que palabras, es que haya obras. Estamos pagando las consecuencias de los cambios climáticos por la falta de obras a lo largo de los años, pero hoy estamos en camino de revertir esto”.

Luego del encuentro preliminar en la municipalidad, Salvador recorrió las zonas afectadas, por el temporal junto con el Intendente y el senador provincial, por la segunda sección electoral, Marcelo Pacífico.

Por otra parte, el pasado sábado, el ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín de la Torre, estuvo en Trenque Lauquen donde debió calmar los ánimos de 4 intendentes ofendidos con el Ejecutivo provincial.

En ese sentido, el exintendente de San Miguel, dialogó con los alcaldes de cuatro distritos del noroeste bonaerense: Javier Reynoso (Rivadavia), Raúl Sala (Carlos Tejedor), Guillermo Pacheco (Pellegrini) y el anfitrión local, Miguel Fernández quienes a fines de la semana pasada denunciaron judicialmente a la Dirección provincial de Saneamiento y Obras Hídricas.

De la Torre debió mediar los ánimos de los enojos que, por estas horas, reina en dichos distritos luego de que desde dicha área bonaerense diertan luz verde a un nuevo corte en la ruta 33.

En Salto, la directora Provincial de Gestión de Riesgo y Emergencias bonaerense, Virginia Laino, encabezó el operativo "vuelta a casa" de los damnificados que contó con la fumigación y desratización de los barrios que estuvieron inundados.