A mediados de abril, el contagio de trabajadores de la salud representaba una noticia constante dentro del sistema bonaerense. Por esos días, el número de los agentes de salud que contrajeron Covid alcanzaba el 22 por ciento de los infectados por la pandemia.

Desde el gobierno de Axel Kicillof aseguraron que la disminución de las cifras se debe a dos factores. Por un lado, la llegada de los insumos desde China y, por el otro, la implementación de testeos grupales.

Según información oficial, el gobierno bonaerense adquirió hasta el momento cerca de 73 millones de insumos de protección, muchos obtenidos gracias a la inédita “Operación Shangai” que ya permitió el arribo de 31 aviones y 1 barco (con dos en camino).

Además, especificaron los insumos adquiridos desde el 19 de marzo hasta la actualidad: 22.030.796 de barbijos quirúrgicos, más 5.499.875 N95, 21.208.508 kits compuestos por camisolín cofia, botas, overoles, 23.000.000 pares de guantes, y 1.197.002 gafas y máscaras.

Las cifras oficiales destacan la fuerte caída en las estadísticas de contagios entre profesionales de la salud: aseguran que el 28 de abril el porcentaje alcanzó el 21.7%, y después de esa fecha comenzó a notarse una notable baja en la evolución de los casos.

"El 15 de mayo, por ejemplo, era de 20.5%, y 14 días después (el 29/5) cayó al 15%. En junio, el 16/06 era del 9.9%, mientras que el 30 fue de 8.2%, y el último reporte del 7 de este mes indica que sólo el 7.8% de los casos de coronavirus corresponde a personal sanitario que se desempeña en establecimientos de la provincia de Buenos Aires", informaron desde la cartera de Salud.

Otro factor en la baja de contagios son las capacitaciones virtuales realizadas a 260.541 trabajadoras y trabajadores de salud de los sistemas público y privado de la provincia de Buenos Aires.

También destacaron que, en el contexto de pandemia, el Ministerio de Salud bonaerense desarrolló múltiples contenidos para formar al personal de salud a desenvolverse mediante los protocolos existentes y mantenerlo actualizado sobre las innovaciones en el tratamiento del paciente con COVID- 19.

A los materiales de seguridad para poder atender a los enfermos con coronavirus, y las capacitaciones permanentes sobre los nuevos protocolos, se sumaron desde finales de mayo los testeos grupales con la metodología de pooles.

Según señalaron desde el Ministerio de Salud, esta nueva estrategia de vigilancia epidemiológica, se aplica en geriátricos e instituciones cerradas, para llegar antes de tener casos activos e intervenir rápidamente con hisopar a otras personas y tomar decisiones de aislamiento.