En diciembre último, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) publicó una investigación que prueba el pago de sobreprecios en la compra de prótesis por más de $500 millones en un año en IOMA.

En paralelo, la gestión de Vidal protagonizó uno de los períodos más conflictivos de los últimos años. El reclamo de prestadores al organismo que dirige Pablo Di Liscia por atrasos de hasta un año en los pagos fue una constante.  

A la par, el 2018 se caracterizó por las protestas de los trabajadores de IOMA a la Casa de Gobierno y de las medidas de fuerza adoptadas por los médicos que debieron suspender sun a tención en varias oportunidades.

Para los empleados de la obra social, que asiste a más de dos millones de bonaerenses, la plena implementación del SIGAF significó un trastorno que congeló por meses a los sueldos y las prestaciones.

Diputados de la Provincia revelaron la situación de una veintena de familias que se vieron desamparadas durante más de una año. Uno de los casos emblemáticos fue el de la docente de Lomas de Zamora, Gabriela Ciuffarella, que falleció esperando que el IOMA apruebe la cobertura de un medicamento para tratar su cáncer de médula ósea.

Pero más allá de su repercusión en los medios de comunicación, la crisis que atraviesa la mutual bonaerense y la falta de respuesta a sus afiliados se vio reflejada en el crecimiento de la cantidad de amparos presentados.

Este portal accedió en exclusivo a un informe de la Corte Suprema de Justicia de la provincia que da cuenta que en los últimos tres años se registraron un 31,74% más de denuncias en los diferentes departamentos judiciales.

En concreto, de 2013 a 2015 se presentaron 1.789 amparos repartidos en los diferentes departamentos judiciales de la provincia; mientras que de 2016 a 2018 (hasta 31 de octubre) se receptaron 2.357. Un 31,74% más.

En este sentido, la cantidad de presentaciones realizadas durante el primer año de gobierno de Vidal superaron a los números de los tres años anteriores y la tendencia siguió en aumento.

Se pasó de un promedio de 596 amparos por año a 785. Pero si las cifras se analizan por distrito, en muchos casos el alza es mayor. En La Plata, se pasó de 417 de 2013 a 2015, a 575 de 2016 a 2018, un 37,88% más.

En Quilmes el crecimiento fue de 135,29%, de 34 presentaciones entre 2013 y 2015, a 80 entre 2016 y 2018. En el interior la suba también es elevada: en Bahía Blanca hubo un 60,81% más, en Azul un 103,57% y en Mercedes un 96,96%.