Las palabras de Axel Kicillof durante la semana pasada en las que sostuvo que "la mayoría de los barrios privados y countries no están habilitados" y que, por eso, "son prácticamente ocupaciones de tierra", dispararon insólitos ataques por parte de la oposición. 

Ante esa situación, el gobernador de la provincia de Buenos Aires recogió el guante y aclaró que "le dieron vueltas sus palabras", pero sin embargo varios importantes funcionarios de su administración vinculados a la temática del problema del suelo, la urbanización de tierras y la gestión política integral demostraron que es muy importante la cantidad de barrios cerrados que no pagan impuestos y, a través de esa actitud, generan un fuerte perjuicio económico a los ciudadanos bonaerenses (además de cometer delitos).

En ocasión de la inaugiración y entrega de viviendas Procrear en Ezeiza junto al presidente Alberto Fernández, Kicillof aprovechó para aclarar sus dichos sobre los barrios privados de la provincia: "Como el otro día hablé y me lo dieron vuelta, me tomo un segundo para aclarar: hay por ahora, cuantificados, como 1.100 barrios privados en la provincia de Buenos Aires. ¿Qué opino de eso? Que está muy bien".

"Pero, ¿qué pasa? Son barrios privados que a veces por deficiencia de la propia Provincia, no están regularizados. Como no están regularizados, el que tiene una vivienda no puede escriturar; como no puede escriturar, no puede transferirla, no la puede heredar su familia. Es un problema para el propietario de la vivienda. Necesita una acción del Estado, porque en la situación en la que están es irregular", explicó el mandatario, y anunció que decidieron junto a la ministra de Hábitat, María Eugenia Bielsa, "regularizar hasta la última vivienda" de la Provincia.

En ese sentido, el ex ministro de Economía agregó: "Es una buena noticia, hay que tener ganas de convertirlo en algo malo, sembrar odio, miedo, temor".

La situación de los countries

En octubre, Kicillof anunció el Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat, verdaderamente un megaprograma que dispone más de $190 mil millones de inversión en tres años para crear viviendas y habilitar terrenos con servicios, pero también, entre otras funcionalidades, generar un mapa de tierras en la Provincia, tarea que tiene a cargo la ministra de Gobierno, Teresa García.

Lo que se relevó hasta el momento, y que Kicillof hizo público hoy al acompañar a Alberto, es que hay unas 1100 urbanizaciones privadas, entre countries, clubes de campo y barrios cerrados, que en uno u otro sentido, infringen algún tipo de irregularidad relacionada al no pago de los impuestos correspondientes desde hace 20 años en territorio bonaerense. Principalmente, situación vinculada a no tener presentado el total de la documentación. 

En la provincia de Buenos Aires, según reveló el director ejecutivo de la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA), Cristian Girard, hay unos 230 barrios privados cerrados que no están declarados como tales por sus propietarios, por lo que se evitan -y le roba- pagar 1.500 millones de pesos al año en impuestos a la administración pública.

El funcionario buscó esta mañana bajarle el tono a las confrontaciones impulsadas por el macrismo, pero sin faltar a los datos que sostienen el objetivo de Kicillof, es decir que no sólo los pobres sino también los ricos contribuyan al reordenamiento del suelo a través de la regularización de sus terrenos.

En declaraciones radiales, Girard señaló que "no tiene sentido pensar que el gobernador Axel Kicillof ataca a los bonaerenses que viven en countries" y aclaró que el mandatario "estaba hablando del uso de la tierras y de la creación de una unidad de hábitat y vivienda en la provincia como forma de dar respuesta a una problemática que se expresa en la toma de Guernica pero también en cuestiones como el desarrollo de urbanizaciones cerradas".

Girard dijo también, en palabras a la prensa, que Kicillof "plantea que hay problemas con el uso del suelo, que no son solamente las tomas de tierra" y opinó que "no tiene ningún sentido estar en contra" de los barrios cerrados porque allí "viven bonaerenses".

"La mitad del nuevo suelo en la provincia desde 2005 son urbanizaciones cerradas. Estar en contra de eso es como estar en contra de la fuerza de gravedad", agregó, por lo que criticó a Juntos por el Cambio por interpretar las palabras del gobernador en función de su uso político y no de la verdad:  "Plantearlo como un ellos o nosotros es parte de la lógica política de una oposición que está en modo oposición full en un contexto muy delicado, como el que estamos viviendo".

En ese punto, arrojó datos que desbaratan las respuestas del macrismo a Kicillof y sostienen la idea de este último: en territorio bonaerense hay un total de 871 barrios cerrados, de los cuales "un 25% -o sea 230- no está registrado formalmente, por lo que no paga los impuestos correspondientes".

Y lo contextualizó en cuanto al monto que deja de percibir la provincia en forma de impuestos, de lo que surge el daño que esto implica para las finanzas bonarenses. "Implica una pérdida de, como mínimo, 1.500 millones de pesos al año para el fisco bonaerense", afirmó Girard.

En ese sentido, contó que desde ARBA se realizan inspecciones oculares presenciales sobre esas urbanizaciones cerradas, luego se les cursan notificaciones e intimaciones, y "ahí avanza el trámite, que muchas veces termina judicializado porque los desarrolladores eligen no pagar".

Al respecto, Girard dijo que también la fiscalización satelital permite al organismo recaudador detectar metros cuadrados construidos no declarados. "Ahí tenemos unos 200 millones de pesos de evasión de metros no declarados ante ARBA. Sobre eso, notificamos, determinamos de oficio y se va poniendo en regla. Vamos avanzando, pero todavía falta", argumentó.

"De esto habló Axel, pero hay mucha mala intención en la lectura que se hizo desde Juntos por el Cambio, que está en modo oposición no importa lo que sea", disparó en defensa del Gobernador, luego de exponer las razones.

Por su parte, Teresa García dijo: “Hay 350 barrios convalidados, 602 fuera de norma, esto es que son barrios loteados que por diferentes razones no pudieron poner en regla; y además se anotaron 97 emprendimientos en el Empadronamiento y Puesta a Norma de Conjuntos Inmobiliarios Consolidados”.

“Sobre la tierra fiscal de la Provincia, en los últimos 30 años, se hizo un uso y en algunos casos abuso de la tierra fiscal. Donde más claramente se ve es en el zona de la ribera y del Delta, allí hay muchísimas empresas y/o emprendimientos que hacen uso de la tierra y hace dos décadas que no pagan canon”, agregó.

Y continuó explicando que "sobre la totalidad de extensión del predio se divide entre la cantidad de viviendas en el barrio y se le cobra un proporcional y eso es errático”, por lo que se va "a intimar a las empresas y/o emprendimientos a que paguen el canon que corresponde, porque esto va a significar más recaudación municipal, para la provincia y además las familias van a poder la escriturar”.

Fuente: Política Argentina