El vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, sostuvo hoy que el gobierno de Daniel Scioli dejó "una provincia absolutamente endeudada y paralizada en cuanto a obras públicas, a políticas sociales, de sanidad, educativas y a la producción".

En sintonía con esta problemática, el vicegobernador comentó en declaraciones a radio El Mundo que durante el fin de la gestión anterior "se pararon las obras públicas en las rutas" y "la inversión en hospitales públicos".

Por esta razón, Salvador considera que "tener un sinceramiento absoluto de la economía para empezar a construir sobre bases sólidas es lo más difícil que hay".

Salvador señaló que "preocupación es lo que tenemos que tener en todas las áreas" y que "se van a ver resultados en el tiempo y, en lo inmediato, hay que poner una atención especial para resolver cuestiones puntuales".

Para finalizar, Salvador se mostró molesto con el "pesimismo infundado" y en contraposición a esto aseguró que la nueva gestión de la provincia de Buenos Aires apunta a "tener un país y una provincia sobre una base sólida que nos permita estar cada vez mejor".