Con 28 votos a favor y 13 en contra, el Senado bonaerense aprobó en la sesión de hoy el proyecto de ley impulsado por la gobernadora, María Eugenia Vidal, que pretende reducir a cero los fondos que recibe la actividad hípica.

La iniciativa aprobada hoy, que deroga la Ley provincial 13.063 que establece que entre un 9 y un 15% de la recaudación de los tragamonedas se destine al Turf, tuvo el rechazo de la totalidad de los bloques opositores: Unidad Ciudadana, Frente Renovador y PJ Unidad y Renovación.

El argumento de la oposición es que el proyecto pone en peligro más de 80 mil puestos de trabajo relacionados directamente a la actividad. “Esta es una industria productiva, no es solamente un juego, que lleva más de tiene más de 150 años, es una cuestión cultural, si se ataca al turf, se ataca la cultura de los bonaerenses” sostuvo el senador massista, Fernando Carballo.

Por su parte, la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana, Teresa García, señaló que “no entendemos por qué el Ejecutivo impulsó esta ley con tanto énfasis en este momento, ante una situación de una economía restrictiva, de una economía en la que todos los días se pierden puestos de trabajo, donde el círculo virtuoso del consumo no arranca, cuando tenemos esta crisis y esta situación complicada”.

En su alocución, la legisladora también se refirió a los “posibles intereses inmobiliarios” como uno de los motivos que se enconden detrás para que el oficialismo apruebe esta ley. En su artículo 16, plantea que “los hipódromos oficiales podrán, previa autorización del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, llevar a cabos en sus predios emprendimientos inmobiliarios, servicios, explotaciones, espectáculos y eventos”.

El encargado de la bancada de Cambiemos para defender la iniciativa en el recinto fue el senador Juan Pablo Allan. “El Estado debe retirarse de aquellas actividades que pueden generar recursos, como lo hicimos con la energía o la televisación de los partidos de fútbol” sostuvo el legislador. Y agregó “la actividad hípica se puede reconvertir y generar sus recursos por otras alternativas, y de esa manera el Estado destinarlos a otras prioridades”.

La iniciativa fue girada a Diputados, donde se espera que se trate luego del receso invernal, a mediados de agosto. Allí, a diferencia del Senado, el bloque que responde a la Gobernadora no cuenta con la mayoría necesaria para sancionar la ley.

Con esa correlación de fuerzas, se abren dos escenarios en la Cámara baja. Uno es que el oficialismo negocie modificaciones para que un sector de la oposición acompañe la ley. El segundo, y que implicaría una derrota política para Cambiemos, es que los bloques de la oposición unifiquen una postura y rechacen el proyecto.

 

La protesta de los gremios del Turf llegó a la puerta del Senado

Por esta razón, una vez finalizada la sesión, los gremios y representantes de la actividad hípica que presenciaron en las gradas el debate comenzaron a consultar números y despachos de diputados opositores para lograr el freno de esta ley que perjudica al sector.