En el Hospital Rossi de la ciudad de La Plata, ubicado en calle 37 y 116, los médicos tuvieron que suspender todas las cirugías programadas por falta de insumos. Según el relato de los trabajadores, no cuentan con suturas para llevar a cabo las operaciones. “No están dadas las condiciones mínimas para poder hacer operaciones” indicaron ante la drástica decisión.

En el centro de salud, dependiente del Ministerio de Salud bonaerense, los trabajadores señalaron que la falta de insumos se debe a un problema con la licitación que “por un conflicto de intereses se encuentra trabada”.

Según informaron las autoridades del hospital, la situación se normalizaría en horas de esta tarde, luego de un pedido de urgencia al Ministerio de Salud.

En ese contexto, pacientes que se encuentran esperando una cirugía desde hace seis meses no pudieron ingresar al quirófano hasta el mediodía. El vaciamiento de la salud pública implementado por el gobierno de María Eugenia Vidal no es un caso aislado.

A principios de año, profesionales del Policlínico San Martín, ubicado en Avenida 1 y 71, tuvieron que bolsear de forma manual a bebés recién nacidos por la falla interna del suministro eléctrico.