Sergio Berni, ministro de Seguridad de la Provincia, vive en el distrito de Zárate, donde mantiene una histórica interna política con su actual mandatario, Osvaldo Cáffaro, que conduce un partido vecinal aliado al Frente de Todos. Acostumbrado a intervenir de manera directa en los hechos policiales, el funcionario bonaerense protagonizó un nuevo capítulo del enfrentamiento con su rival.

Tras conocer el robo a una ciclista de la ciudad, Berni se presentó sorpresivamente en el Centro de Monitoreo del Municipio para acceder a las cámaras de seguridad con el fin de dar con el paradero del ladrón.

Sin embargo, el Ministro nunca fue atendido y su enojo se hizo sentir. Mientras aguardaba en la calle, un periodista local se acercó y le preguntó a Berni los motivos de su espera. Sin pelos en la lengua, Berni arremetió: “Hace quince minutos que estamos esperando que nos atiendan en el Centro de Monitoreo. A una señora le quisieron robar, la tiraron al piso, le partieron la cabeza. La ambulancia tardó 40 minutos en llegar y la tuvimos que auxiliar nosotros”.

Con la mascarilla puesta, el Ministro de Kicillof apuntó directamente contra el intendente Osvaldo Cáffaro. “En Zárate si no es un negocio inmobiliario, no parece importar. Al intendente no parece importarle ni la salud, ni la educación ni la seguridad. Es una vergüenza” disparó Berni, como se ve en el video casero publicado en las redes sociales que acompaña esta nota.

No es la primera vez que el titular de la Cartera de Seguridad llega a un establecimiento público de forma sorpresiva. La semana pasada, Berni se presentó en la Comisaría 2° de Lima, localidad que pertenece a Zárate, y se encontró con una situación de desmadre ante la ausencia de los Jefes Policiales.