Un funcionario despedido del Gobierno de Salta en medio de un escándalo fue "reciclado" por la gestión del ultramacrista Martín Yeza en Pinamar. Denuncian que cobra 66 mil pesos por mes.

En enero de 2019, Roque Ezequiel Cortez Gil, que se desempeñaba como funcionario en el gobierno de Juan Manuel Urtubey, cayó en desgracia. Fue interceptado por la policía en un control, se negó a hacerse el test de alcoholemia y emprendió la fuga. Tras ser perseguido por los oficiales hasta su domicilio, “chapeó” con su cargo: Secretario General del Tren a las Nubes.

“Ustedes no tienen idea de quién soy yo, poné todos los ganchos, vos no tenés idea de quién soy yo”, les gritó el joven a los oficiales, según consignó el Nuevo Diario de Salta para la época. También se supo que fue multado con 30 mil pesos e inhabilitación para conducir durante un año, reseñó Infocielo.